-

A los bancos se les van los clientes

Los bajos rendimientos que ofrecen los depósitos a plazo bancarios hacen que el saldo de depósitos del sector privado caiga. Las entidades reaccionan tibiamente con una suba de tasas orientada a clientes mayoristas que queda muy por debajo del rendimiento de las Lebac, los bonos o las acciones.

Mientras que los préstamos y los precios del mercado de capitales no paran de batir récords, los depósitos en pesos del sector privado en el sistema bancario no paran de caer en comparación con el PBI. Empresas y ahorristas huyen de los bajos rendimientos que ofrecen los depósitos a plazo fijo y optan por colocar sus tenencias directamente en Lebac u otros activos del mercado de capitales.

Los depósitos en pesos al sector privado redujeron en septiembre y octubre su participación en el PBI, mientras aumentan las tenencias de Lebac. Según datos de la consultora Elypsis, en los primeros días de este mes los depósitos a la vista pasaron de representar el 8,2% del PBI frente al 8,3% de inicios del mes previo. La participación de los depósitos a plazo fijo, mientras tanto, se mantiene estancada en el 7,7% del producto.

¿A dónde van los ahorros de los argentinos? Huyen de los bancos. Las tenencias de Lebac fuera de entidades financieras ascienden a 7,2% del PBI frente al 6,8% que representaban un mes antes.

Esta menor disponibilidad de fondos causó alguna reacción entre los bancos, que tuvieron que subir las tasas de interés ante la pérdida de fondos. Sin embargo, el fondeo todavía es barato para las entidades financieras, con lo cual las subas de tasa fueron marginales.

La tasa Badlar mayorista llegó la semana pasada a un récord de 22% anual para lo que va de 2017, la tasa para minoristas también subió para quedar en 18,30%. Esas tasas comparan con rendimientos de Lebac que van del 26% al 27,35%, según el plazo.

Para el ahorrista todavía es una necesidad independizar sus ahorros de los rendimientos de los bancos a través de inversiones en el mercado de capitales.