-

Argentina al borde de volver a ser mercado emergente

El martes que viene la empresa MSCI dará a conocer su decisión respecto a si eleva la categoría del mercado argentino de frontera a emergente. Las apuestas de los inversores están puestas en una confirmación de la vuelta del país al club del que forman parte las economías más promisorias. La recategorización argentina atraería flujos de inversiones al país.

El martes próximo se publicará la decisión de la empresa MSCI respecto a si vuelve a listar al mercado argentino como emergente, luego de haberlo degradado a la categoría de frontera en el año 2009. La recategorización abriría la puerta para que inversores de más largo plazo estén dispuestos a colocar parte de sus carteras en el país, con lo cual la plaza local ganaría volumen y estabilidad.

La empresa MSCI elabora índices que luego fondos de inversión replican con el objetivo de atarse a la suerte de ciertos activos. Así, puede listar empresas de un ramo, de un país o un sector. Entre los índices que elabora se encuentra el MSCI Argentina, hoy por hoy un puñado de empresas argentinas que cotizan en Wall Street. Como ese índice argentino es considerado “de frontera” por MSCI, sólo recibe flujos pequeños de inversiones que llegan por parte de fondos especulativos dispuestos a enfrentar grandes riesgos.

Este 20 de junio se conocerá, durante el feriado argentino, si el índice MSCI Argentina será elevado a la condición de emergente, lo que conllevaría el ingreso de acciones de más empresas al índice y habilitaría a inversores más conservadores a colocar parte de sus carteras en el país.

Según se espera, el MSCI Argentina dejará de formar parte del índice MSCI Frontier Markets para pasar a ser uno de los componentes del MSCI Emerging Markets, del que forman parte Brasil, India, Sudáfrica, Perú, Chile, entre otros.

Como el MSCI Emerging Markets fue una de las estrellas de la última década, cientos de fondos de inversión pasivos que copian al índice tal cual (es decir, invierten en las acciones incluidas dentro del indicador) pasarán a colocar la parte correspondiente de sus carteras en activos argentinos. Otros fondos activos, que no replican a  los índices perfectamente sino que seleccionan a gusto dentro de las opciones de cada índice, también podrán colocar dinero que sus clientes sólo le autorizan a dirigir a mercados que como mínimo sean emergentes.

Se calcula que el flujo de cerca de u$s 1000 millones que resulta de la recategorización ya fue colocado en las acciones que van a ser incluidas en la categoría emergente.