-

Argentina volvió a ser emergente

Finalmente la intriga se develó y el mercado argentino volverá a ser emergente a partir de 2019. Se estima que 16 acciones, todas ellas con cotización en Wall Street, serán las representantes argentinas en el índice de emergentes. La decisión de MSCI trae consigo la promesa de más volumen y estabilidad en el mercado local.

La decisión de la empresa MSCI, la elaboradora de índices a la que siguen cientos de fondos de todo el mundo, se demoró un año pero finalmente es una realidad. Unas 16 acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street pasarán a formar parte del índice de mercados emergentes, con lo cual unos u$s 3500 millones en flujos pasarán a colocarse en esos activos, con impacto en los precios de las acciones de esas mismas empresas que cotizan en el mercado local. A medida que el país acumule años en el índice, las acciones locales podrán formar parte del mismo si el mercado local gana en volumen, algo que se espera sea parte de los beneficios del ascenso de categoría.

Con la incorporación a uno de los índices de acciones más populares del mundo la Argentina vuelve a estar en el radar de los inversores y, en la última semana, los flujos de fondos extranjeros empezaron a moverse en dirección al país en forma inmediata.

En base a informes privados se puede estimar que 16 empresas locales pasarán a cotizar en la nueva categoría. Telecom, YPF, Grupo Financiero Galicia, Banco Macro y BBVA Francés. Entre las empresas medianas, el índice incluiría los papeles de Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur, Central Puerto, Loma Negra y Grupo Supervielle y a ellos se sumaría el papel de Globant. Por parte de las compañías de menor capitalización bursátil, entrarían las acciones de Edenor, Irsa, Cresud y las acciones de Arcos Dorados Holdings y Adecoagro. De esos 16, 13 tienen papeles hermanos en la Bolsa de Buenos Aires que se beneficiarían con el flujo de posiciones que los fondos pasivos que imitan los índices de MSCI deberán colocar el próximo año.

El comunicado de MSCI trae algunas sugerencias para los administradores y reguladores del mercado local. Primero, que el país no conservará esta categoría en caso de poner trabas al movimiento de capitales: “A la luz de los hechos más recientes que impactaron en la situación cambiaria del país, MSCI aclara que revisará su reclasificación si las autoridades introducen cualquier tipo de restricción de acceso al mercado cambiario, como controles de capital o moneda extranjera”.

También, sugiere que en el futuro podría incluir papeles que cotizan en el mercado local. En principio serán solamente las que cotizan en el exterior, destacó la entidad, ya que el mercado doméstico aún “necesita mayor liquidez”. MSCI “reevaluará esta decisión si mejoran las condiciones de liquidez” en la Bolsa porteña.