El mercado local sigue buscando un piso

El mercado local sigue buscando un piso

El índice S&P Merval continúa en una lógica de bajos volúmenes operados y tendencia descendente. Los bonos soberanos, por su parte, tampoco encuentran demanda de relevancia como para recuperar las bajas posteriores a las PASO.

Las acciones y bonos del mercado local se mantienen por debajo de los precios posteriores a la caída posterior a las PASO, alternando ruedas alcistas y bajistas que suman pérdidas a las que ya anotaron a principios de este mes. Además, el poco volumen operado en bonos y acciones muestra que la cautela domina las decisiones de los inversores, que están a la espera de señales políticas antes de rebalancear sus carteras.

Las acciones de empresas argentinas arrancaron la semana con nuevas correcciones a la baja. Las dudas a nivel internacional respecto a la marcha de la negociación comercial entre Estados Unidos y China son un trasfondo que, aunque pesa, lo hace menos que la falta de definiciones políticas locales.

Los inversores miran señales respecto de la continuidad del acuerdo con el FMI, indicios respecto de políticas futuras de tarifas y financieras para ponerle precio a las acciones de energéticas y bancos, las más representativas del mercado local. La volatilidad, en ese contexto, está a la orden del día, aunque la toma de posiciones en empresas particulares con precios por debajo de su valor de libro y perspectivas interesantes por su relación con el mercado externo, como Aluar, o ajenas al ruido electoral, cómo Mirgor, puedan ser oportunidades para inversores con apetito por el riesgo.

Desde el punto de vista de la renta fija, los bonos en dólares no encontraron su piso, con lo cual hay pocos incentivos para el desarme de tenencias. A la hora de decidir tomar nuevas posiciones, por otro lado, un riesgo país que ronda los 2000 puntos marca que son solo para apuestas puntuales. Títulos cortos o letras que vencen este mismo año, por otro lado, pueden tener más sentido para inversores conservadores.

El rebote que busca el mercado solo se puede encontrar hoy por hoy en definiciones políticas, como la relación entre el candidato favorito para ganar las elecciones con inversores y el FMI -que no pasa por su mejor momento-, así como con las señales que dé el organismo respecto del próximo desembolso del paquete de asistencia.