Letras del Tesoro para pagar aportes y contribuciones a la seguridad social

Entre las novedades de la semana, se conoció que se podrá tomar letras del Tesoro a valor técnico para el pago de aportes y contribuciones. Es una buena alternativa para empresas que tienen Letes y Lecap en su cartera. Pero también para las que no las tienen, ya que se podrán comprar para ese fin. La conveniencia radica en que el fisco toma esas letras a un valor por encima del de mercado.

Dentro del paquete de medidas anunciado el fin de semana se incluye la posibilidad de pagar deudas con la AFIP, aunque no cualquier deuda, sino los aportes y contribuciones de la seguridad social de particulares y empresas empleadoras.

La opción de utilizar Letes, Lecap, Lelink y Lecer es muy atractiva para tenedores de esos papeles, porque el valor de los mismos se computa a un “valor técnico” que está por encima del valor de mercado que tienen esas letras en la actualidad luego de que sus vencimientos fueran “reperfilados” (sus pagos postergados) para todos los tenedores de los mismos que no sean personas humanas. Pero no sólo los tenedores podrán usar esa vía para pagar deudas con la AFIP, sino que también las empresas podrán comprar las letras en el mercado secundario y así cancelar obligaciones de una manera más económica.

Con una cotización deprimida en el mercado y la posibilidad de presentar las letras a una AFIP que las toma con el valor técnico, se convierte en un incentivo a hacerse de estos títulos para cancelar deuda. Se pueden pagar deudas de aportes y contribuciones adeudadas hasta el 31 de julio último.

Para conseguir utilizar esta forma de cancelar esa deuda, el contribuyente deberá ordenar la transferencia desde la plataforma donde opera sus títulos regularmente a la AFIP. Esa información deberá ser en pesos, por el valor del crédito que podrá utilizar el contribuyente.

La Secretaría de Finanzas deberá establecer los valores de cada papel y transmitirlo a Caja de Valores, para que pueda ser imputado como crédito fiscal. Hecho esto, el contribuyente visualizará el crédito de estos bonos en la cuenta tributaria y los utilizará para pagar la deuda de aportes y contribuciones de seguridad social. Esta alternativa estará disponible desde el martes 10 de septiembre y hasta el 30 de noviembre de 2019.