Prepárese para una semana de suba de las bolsas

Prepárese para una semana de suba de las bolsas

Históricamente, la semana previa a una decisión de baja de tasa de la Reserva Federal de los Estados Unidos hace que Wall Street anote sustantivas ganancias, que tienden a arrastrar a otros mercados como la Argentina. A fin de mes hay decisión de tasa y el mercado descarta que habrá un recorte a la tasa

 

Difìcil encontrar mejores momentos para colocarse en acciones, extranjeras y también locales. La Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos se prepara para hacer su primera baja de tasas en más de una década en su próxima reunión, el 30 y 31 de julio. En las últimas seis ocasiones en las que la autoridad monetaria estadounidense recortó la tasa de referencia tras más de un año de estabilidad o suba de tasas, Wall Street tuvo una semana previa de fuertes subas. No hay apuestas seguras de tan corto plazo, pero la experiencia inmediata da señales muy positivas para las acciones.

 

El presidente de la Fed, Jerome Powell, fue muy sugerente en su última visita al Congreso de los Estados Unidos. Con la inflación interanual navegando por debajo de la meta del 2% y el mercado laboral técnicamente en pleno empleo, no pareció dejar dudas respecto a que una baja de tasas es inminente. La última vez que la Fed bajó la tasa fue durante la crisis subprime, más de una década atrás.

 

Al analizar el mercado de futuros de tasas de ese país, las posiciones de los inversores son consecuentes con una probabilidad del 100% de que haya una baja de tasa la semana que viene. Esto podría morigerar las subas del mercado ya que la baja está descontada en precios. Sin embargo, del dicho al hecho hay siempre una distancia.

 

Según datos de la cadena estadounidense CNBC, hubo seis episodios de baja de tasa de la Fed desde 1990. El estudio no se enfoca en todas las veces que la tasa de referencia se movió para abajo, sino en las veces que ese movimiento bajista fue un cambio de tendencia. Es decir, que había pasado al menos un año de estabilidad sin recortes a la tasa (no cuenta, por ejemplo, nuevas bajas inmediatamente posteriores a una baja inicial).

 

En esas seis ocasiones el índice S&P 500, el más representativo de Nueva York, anotó avances promedio de 2,58% en la semana previa al recorte. El Dow Jones industrial avances promedio de, 2,82%. El Nasdaq Composite, tecnológico, subas promedio de 3,91%.

 

El contexto internacional parece lejano para ahorristas e inversores argentinos, pero está mucho más cerca de lo que parece. Desde que el Banco Central logró entrar en una etapa de calma cambiaria, los movimientos de los mercados de referencia son replicados por los indicadores locales.