Primeras señales de Alberto Fernández

Primeras señales de Alberto Fernández

La abultada victoria que obtuvo Alberto Fernández en la primaria del domingo pasado no lo sientan en forma automática en el sillón de Rivadavia, pero las chances de su victoria no podrían ser mayores. Es hora de empezar a considerar seriamente la posibilidad y empezar a calcular qué se puede esperar de su Gobierno, en caso de que octubre confirme las cifras del domingo pasado

 

En medio de las malas ruedas para los activos argentinos, el foco del mundo político y económico pasó de los números de las elecciones a lo que surja de los asesores económicos del candidato favorito para las elecciones de octubre. La victoria de Alberto Fernández fue tan abultada que la posibilidad de que finalmente se imponga en las presidenciales de este año no es una apuesta nada alocada. En ese sentido, los laderos del candidato trataron de salir a dar aclaraciones muy escuetas que van en dirección a una continuidad del acuerdo con el FMI, aunque renegociado, la negación a poner controles cambiarios.

 

Entre los asesores de Fernández que la propia campaña identificó como voceros del Frente para Todos se cuentan los economistas Arnaldo Bocco, Emanuel Álvarez Agis y Matías Kulfas. Además, el rol de Guillermo Nielsen, antiguo secretario de Finanzas de Roberto Lavagna, también jugó su rol.

 

Para empezar, nos vamos a focalizar sobre los dichos de Matías Kulfas, que salió por distintos medios a aclarar distintas líneas de trabajo que admiten en la campaña.

 

Kulfas fue el encargado de asegurar que no tienen en mente una interrupción de pagos de las Leliq, las letras que usa el Banco Central para controlar la cantidad de dinero en circulación. Que lo que buscan es reducir la carga de intereses que paga la autoridad monetaria, con tasas más bajas para las herramientas de regulación monetaria. La sugerencia, aunque algo esquemática, implicaría menores tasas de depósitos bancarios porque la Leliq hoy es la contracara de los depósitos. Difícilmente aplicable en este contexto, pero lejos de la idea de dejar de pagar intereses de Leliq.

 

En segundo lugar, Kulfas se refirió al acuerdo con el FMI. Respecto de ese punto, el economista se refirió a los deseos de la campaña de Fernández de sentarse a conversar con los funcionarios del Fondo. Conversar para reformular el acuerdo, según explicó, ya que a su entender no está logrando generar crecimiento ni frenar la inflación.

 

Por último, Kulfas se refirió -como ya lo ha hecho el propio Fernández- a que no buscan la instauración de nuevos controles de cambio similares a los del cepo.

 

Como agregado, en los últimos días trascendió que otro de los asesores económicos de Fernández supo moverse ya no en medios de comunicación sino en comunicación con fondos de inversión extranjeros. Es el caso de Guillermo Nielsen, que en los últimos días estuvo en contacto con fondos del exterior para tratar de llevar una versión respecto a un giro racional de las políticas económicas del eventual gobierno de Fernández.