-

Baja un poco la Lebac pero sigue siendo una excelente inversión

La inversión que atrajo las miradas de todos en lo que va del año, la letra Lebac que emite cada semana el Banco Central, está viendo retroceder su rendimiento en la medida en que la entidad considera que alcanza objetivos antinflacionarios. Aun así, los inversores siguen eligiéndola porque le saca 10 puntos de ventaja al plazo fijo y le gana al dólar en el corto plazo.

El Banco Central (BCRA) ya inició el camino descendente para las tasas de interés de las letras Lebac con las que regula la masa monetaria. Sin embargo, todavía la tasa de interés en pesos que para la autoridad monetaria sigue siendo la más interesante del mercado, con 10 puntos porcentuales de ventaja por sobre la que pagan los bancos. Mientras la tendencia del dólar siga siendo estable, las letras van a seguir siendo la mejor inversión de corto plazo.

El titular del BCRA, Federico Sturzenegger, decidió en febrero pasado cambiar su estrategia anti inflacionaria. Pasó de reducir la cantidad de pesos que circulan en la economía a establecer tasas récord, camino a la instauración de un régimen de metas de inflación. La tasa elegida para conducir es política fue la de la letra Lebac a 35 días de plazo y fue establecida en el 38% anual, nivel que sostuvo hasta hace dos semanas, cuando fue recortada al 37,50%.

Con los plazos fijos minoristas en el 28,50% anual, la tasa de las LEBACS se mantienen atractivas a pesar de las bajas. De hecho, los bancos así lo ven, ya que utilizan los depósitos de sus clientes para reinvertir en dicho activo.

La tasa de letras se vuelve más atractiva si se tiene en cuenta que el dólar sigue estable o un poco a la baja, sobre todo durante este segundo trimestre del año, cuando ingresan las divisas del agro. Para  verlo de otra manera: invertir a tasa en pesos en un mes en el que el dólar baja es igual a poder comprar más dólares al final de ese mes.

Las letras Lebac, si bien suelen ser usadas por inversores mayoristas, están disponibles para cualquier inversor y, de hecho, son furor entre minoristas. Para suscribirlas sólo hace falta abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa, transferir el dinero a invertir. El costo de invertir en letras es de sólo 0,1%. Una vez hecha la inversión a los 35 días, el BCRA deposita el capital más los intereses correspondientes al período.