-

Bancos cobran más caro los dólares a minoristas

Como resultado de la volatilidad cambiaria, los bancos ampliaron sus “spreads” -la diferencia entre dólar para la compra y la venta- para aprovechar la sed por papeles verdes. La estrategia de las entidades supone una pérdida para los ahorristas que van al dólar, que obliga a buscar opciones en bonos cortos y Letes para dolarizarse sin pagar sobrecostos. Y obtener un rendimiento.

Un clásico de todos los momentos de volatilidad cambiaria: bancos y casas de cambio aprovechan el nuevo apetito por el dólar y cobran más caro al billete. No nos referimos acá al precio en sí, que subió tal como registraron las tapas de los diarios, sino al costo en sí de comprar dólares medido por la distancia entre el precio “para la compra” y el “precio para la venta”. Esa distancia fue elevada por las entidades para beneficiarse con las compras minoristas. El mercado de capitales, con bonos cortos en dólares y Letes en dólares del Tesoro, ofrece alternativas para esquivar ese costo extra que imponen los bancos.

La diferencia entre los precios de dólar para la venta y para la compra se amplió hasta tocar el 5% en algunos bancos, luego de promediar menos de 3% en el último año. Esta es una estrategia habitual de los bancos para enfrentar corridas cambiarias. Por un lado, mejora sus márgenes por ventas y, por el otro, reduce la capacidad de compra de dólares de los ahorristas, lo que hace que tengan que conseguir menos billetes para cubrir la demanda.

Sin embargo, los ahorristas no están obligados a ir a los bancos para dolarizar sus ahorros. Hay formas de esquivar a los bancos.

Hoy el Ministerio de Finanzas llevará adelante una emisión de Letras del Tesoro en dólares a 210 día, 7 meses de plazo. La tasa se fijará en la propia licitación de hoy, pero dados los rendimientos de las últimas emisiones, el número bien podría superar el 4% y hasta rozar el 5% de rendimiento anual en dólares.

Como contamos repetidas veces en estas líneas, el atractivo de las Letes en dólares es que permiten una forma más inteligente de comprar dólares para ahorro, esquivando los precios altos que exigen los bancos por comprar dólares. Esto es porque las Letes se pueden suscribir con dólares pero también con pesos, entonces los ahorristas y empresas que quieren pasar tenencias en moneda local a dólares pueden hacerlo sin mucho trámite.

Lo interesante es que en las licitaciones de Letes, Finanzas toma los pesos de los ahorristas a un tipo de cambio minorista, hasta 3% por debajo de lo que exigen por el dólar minorista en las ventanillas de bancos. Al vencimiento de la Lete, el inversor obtiene como devolución por sus pesos dólares contantes y sonantes en su cuenta de una Sociedad de Bolsa. Con el rendimiento equivalente a un 4% anual en dólares, ajustado por el plazo. La licitación de Letes cierra hoy, hay tiempo hasta las 15 para aprovecharla.

Pero si la idea es dolarizarse por fuera de las licitaciones de Letes, se hacen generalmente cada dos semanas, queda la posibilidad de ir a dólares en el mercado de capitales a diario. Esto es mediante la inversión en bonos soberanos nominados en moneda extranjera. Los menos volátiles, que mejor resisten los vaivenes del mercado.

Opciones como el Bonar 2018, que vence en breve, pagan el equivalente a 4,2% anual de rendimiento en dólares. El Bonar 2020, por su parte, atrae con 5,3% de premio aunque con un plazo de vencimiento un poco mayor.

Lo interesante de la inversión en bonos nominados en dólares es que estos papeles cotizan tanto en pesos como en dólares, con lo cual se pueden comprar con pesos para obtener rendimientos en moneda extranjera. Y en caso de necesitar usar los dólares antes del vencimiento del bono, se pueden vender en sólo 48 horas a cambio de dólares.