-

Bancos internacionales apuestan por una reelección de Macri

Esta semana, en el marco de las reuniones por el G20, se realizó un encuentro del Instituto de Finanzas Internacional. Allí, un informe consideró como altamente probable la reelección del oficialismo en 2019 y, con ello, fundamentó apuestas por la continuidad de medidas pro mercado.

Un informe presentado por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) consideró que el aumento en la velocidad de las reformas económicas en 2018 permitirá al Gobierno llegar a las elecciones presidenciales del año que viene con un antecedente de crecimiento sólido y estabilidad macro que pueden ayudar a otra victoria oficialista. Esas previsiones hacen que la apuesta por invertir en el país siga vigente.

“Un período proyectado de expansión ininterrumpida en la actividad y la disminución de la inflación debería ayudar a reunir apoyo público por políticas prudentes antes de la carrera presidencial de 2019″, escribió el informe que lleva la firma del economista Martín Castellano.

Aunque sigan existiendo riesgos, como la tensión social por la suba de tarifas, los sacudones que puede traer el mercado global y la resistencia de la inflación a la baja, el principal motivo para seguir apostando por acciones y bonos argentinos –una administración que sanea a las cuentas públicas y ataca los problemas macro- se mantendría en pie.

El instituto de bancos considera que la administración liderada por Mauricio Macri ya cumplió con la mayor parte de su agenda de reformas, con lo que el año que viene puede estar libre de shocks desagradables para el electorado como los aumentos de tarifas de este primer trimestre del año.

“El ajuste monetario, el mayor acceso al financiamiento externo y un enfoque gradual hacia la consolidación fiscal y las reformas han sido pilares de la estrategia oficial. Esto ha resultado en una disminución constante de los costos de endeudamiento soberano”, comentó Castellano en el informe.

Por último, para el economista, la suba del dólar en los últimos meses ha mejorado la competitividad del país, lo que en el margen puede achicar el déficit externo e impulsar a las empresas locales. “El peso se ha debilitado de manera sostenida en lo que va del año, reflejando condiciones políticas y externas más desafiantes en medio de un creciente déficit de cuenta corriente”, dijo.