-

Bancos y analistas prevén un dólar planchado

Más de medio centenar de bancos locales, bancos de inversión internacionales y analistas de distintas partes del mundo entregaron sus proyecciones en la encuesta mensual del Banco Central. Las respuestas mostraron un aumento en las expectativas de inflación, un retroceso en las de crecimiento y, a pesar de la suba de mayo, una expectativa de dólar bajo a fin de año.

Cada mes el Banco Central lleva a delante su Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), en el que más de medio centenar de bancos, bancos de inversión y analistas comparten sus expectativas en diferentes variables económicas para los próximos meses. La conclusión más llamativa de la encuesta de junio es que, a pesar del salto que pegó el dólar en mayo, los analistas no ven consecuencias de mediano plazo. Las expectativas de dólar suben para los meses más cercanos, pero se mantienen prácticamente sin cambios en el futuro más lejano. La lectura es que a pesar de las turbulencias que puedan llegar de afuera no se ven elementos que permitan cambiar los fundamentos para el precio del dólar: se espera una buena cosecha, más ingreso de deuda y más inversiones financieras que prometen mantener al dólar planchado.

Para fines de diciembre se espera un dólar en $ 17,70, por debajo del precio actual, y sólo muy levemente por arriba del $ 17,60 proyectado hace un mes atrás. Interanual esto implica una devaluación del 11,8%.

En líneas generales, las respuestas del REM muestran malas noticias para el Gobierno. Tras el mal dato de inflación de abril, los economistas de bancos y consultoras movieron al alza sus expectativas de inflación para el año, del 21% al 21,4% para todo 2017, mientras que la inflación esperada para los próximos 12 meses cayó de 17,9% en la encuesta de abril a 17,4% en la de mayo.

En línea con mayores expectativas de inflación, las perspectivas para la tasa de interés se fueron al alza. El REM reportó un aumento de las expectativas en la tasa de referencia. Para junio de 2017 la tasa esperada se ubicó en 25,75%, 0,45 puntos porcentuales por encima del valor esperado un mes atrás para el mismo período, aunque por debajo de la actual de 26,25%. A la vez que se pronostica una disminución gradual —a medida que se avance en el camino de la desinflación— hasta un valor de 22,00% para fin de año (0,50 puntos porcentuales por encima de lo previsto en el relevamiento de abril).

Por último, el crecimiento se volvió a revisar a la baja por tercera encuesta consecutiva. Se apunta ahora a un 2,60% este año, subiendo a 3,00% para 2018 y de 3,20% para 2019.