-

BCRA A AHORRISTAS: AHORA TOMEN LEBAC

El Banco Central tuvo suficiente. Después de tres meses de subas aceleradas del dólar, priorizó su objetivo anti inflacionario y frenó a la divisa en el mercado cambiario. Con un techo temporal para el dólar cerca de $ 20,60 los ahorristas ahora saben a ciencia cierta que la Lebac le ganará al dólar en el corto plazo

El Banco Central tuvo que salir a interrumpir el avance del dólar a principios de esta semana. La divisa llegó a ofrecerse a $ 20,65 en algunos bancos porteños después de haber estado debajo de los $ 18 en diciembre pasado. El establecimiento de un techo de corto plazo para la divisa es una señal clara de que entrar en dólares ahora no tiene muchas perspectivas de arrojar rendimientos positivos, mientras que las letras Lebac a un mes están pagando en torno al 26,75% anual. Parece un punto de entrada excelente para la inversión en pesos.

La autoridad monetaria dejó el que dólar pasara de cerca de $ 17,60 a mediados de diciembre pasado hasta los $ 20,50 a los que arrancó esta semana. La acelerada devaluación del peso respondió al cambio en las metas de inflación y a la baja en la tasa de referencia que acompañó a esa modificación de la política monetaria. Además, en febrero, la tendencia global hacia un dólar más fuerte hizo caer más al peso, como ocurría con todas las monedas emergentes.

El Gobierno buscó que el dólar llegara a un valor más alto, para aumentar la competitividad de la producción local e impulsar la actividad económica. Pero la dinámica amenazaba con trasladarse demasiado a precios y hubo que salir a frenarlo.

Desde el punto de vista del ahorrista, pocas oportunidades tan convenientes como esta para decidir inversiones. Con su intervención cambiaria el BCRA está diciendo que no va a tolerar una suba mucho mayor de la divisa. Esto es, no hay ningún número mágico, ni el techo de $ 20,60 minorista llegó para quedarse por siempre. Pero en el corto plazo, digamos meses, el precio del dólar no va a subir mucho más que eso.

Es así que los rendimientos de cerca del 2% que pagan las Lebac a un mes se vuelven mucho más atractivos en este contexto.

Para dar una idea de más largo plazo: si el dólar termina subiendo 24% a lo largo de 2018, cuatro puntos por encima de las expectativas de inflación tal como se espera, tiene que terminar diciembre en $ 23,50, es decir con una suba extra del orden del 14% en lo que queda del año. En el mismo plazo, la tasa de las Lebac cortas paga por encima del 20%. Una diferencia por demás interesante.

Ahora, los cálculos a fin de año son puramente ilustrativos. La calma cambiaria, cuando es generada por el BCRA, es de corto plazo. Con lo cual la estrategia de ir a Lebac probablemente sea para adoptar hoy y revisar mes a mes.