-

BCRA avisa: ganen con carry trade

El Banco Central refuerza la comunicación de su política monetaria para que nadie tema una baja de tasa en el corto plazo. Los activos en pesos como Lebac, Letes en pesos, bonos de provincias y otras emisiones en moneda local a tasa fija o variable deberían rendir en forma positiva. Más con el dólar planchado.

El Banco Central (BCRA) insistió en sus últimos comunicados respecto a su escenario base en el que la inflación afloja a partir de mayo y de que, en caso de que eso no se concrete, subirá la tasa de referencia. Así leído, el mensaje parece ser más bien que la autoridad monetaria asigna mayor probabilidad a un mantenimiento de la tasa de interés más que a una suba, pero con un mercado volcado a creer que las bajas de tasa están a la vuelta de la esquina eso significa que –como mínimo- la tasa se mantendría estable un tiempo más.

Por otro lado, el dólar parece haber tomado nota de la decisión oficial. El BCRA vendió más de u$s 2000 millones para mantener a raya a la divisa en marzo y parte de abril. Ahora, con la llegada de los sojadólares, las ventas de divisas oficiales parecen haberse detenido.

El camino está marcado, entonces. Con una política monetaria que vuelve a ser astringente y un dólar bajo control (la expectativa es que suba, pero no mucho) las ganancias en dólares se concentrarán en activos en pesos.

Las Lebac, con su tasa de 26,25% anual, las Letes a seis meses que coloca el Tesoro (pagan casi 27%), bonos en pesos de provincias que buscan tentar con seis meses de tasa arriba del 27% y otros activos en pesos a tasa fija o variable aparecen como parte del menú.

Esto no implica abandonar a los bonos en dólares como alternativa de inversión, la suba del riesgo país argentino parece haberse detenido con lo cual el camino de acá en adelante parece ser hacia arriba, pero si un cambio en el mix de pesos y dólares de las carteras de los ahorristas.

El dólar subió, es cierto, pero los que no compraron antes de diciembre o enero llegaron tarde a la suba. Los inversores mayoristas ya hicieron el cambio, con la expectativa de que en los próximos meses el “carry trade” –es decir, invertir en tasas en pesos que arrojan rendimientos mayores a la suba del dólar- vuelva al centro de la escena.