-

Bonos dólares a mediano plazo para llegar a las urnas

Las oportunidades en un mercado de capitales van cambiando de lugar. En este momento, los bonos más largos concentraron tantas apuestas que se acercaron a un precio justo, lo mismo con los bonos en dólares a corto plazo. Pero los inversores parecen haber olvidado los de 10 a 20 años. Una apuesta para reaccionar rápido.
En estas mismas líneas señalábamos antes de las primarias legislativas que la apuesta, riesgosa, por una victoria del oficialismo iba a generar muy buenas ganancias en los bonos en dólares a más largo plazo. Además, también, marcábamos que quienes preferían evitar el riesgo se ubicaban en bonos bien cortos. Todo eso se confirmó y, ahora, los bonos a mediano plazo quedaron algo olvidados. Es así que en este momento son los que más tienen para ganar si las encuestas que llegan siguen mostrando mejoras del Gobierno en las urnas.
El Bonar 2027 es el mejor ejemplo de esta oportunidad que se abrió entre las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias y las elecciones generales de octubre. Con un rendimiento anual del 5,8% (esto es, paga 5,8% anual en dólares, como un plazo fijo, si se lo mantiene en cartera hasta su vencimiento en 2027), el plazo a 10 años es el que más distancia le saca a los bonos de países similares.
Por ejemplo, títulos similares de Colombia rinden 3,75% al mismo plazo. Esa diferencia –spread en la jerga- es la oportunidad de mejora que tiene el bono argentino si la mejora de las condiciones financieras que transita el país se confirma en el futuro. Por ejemplo, con un espaldarazo al plan económico del Gobierno en las urnas.
El Bonar 2026, con un rendimiento anual del 5,9% al inicio de esta semana, es una oportunidad similar. Ya a un plazo más largo, los rendimientos del Discount Ley Argentina y del Discount Ley Nueva York, ambos 6,4%, también se vuelven interesantes aunque ya comprimieron bastante spread respecto de bonos similares de otros países.
Para invertir en renta fija en dólares sólo hace falta abrir una cuenta en una Sociedad de Bolsa sin costo alguno, transferir el dinero y ordenar la inversión. Aunque los bonos estén denominados en dólares, se los puede comprar tanto con dólares como con pesos. Para garantizarse, por ejemplo, un resultado del 5,8% cada año como en el caso del Bonar 2027 alcanza con mantener el titulo entre los ahorros apenas 7 años.
Un departamento, típica inversión alternativa en dólares, dura mucho más tiempo en manos del inversor y rinde poco más del 2% anual. Si la compresión de spreads se concreta el rendimiento puede ser mucho mayor al 5,85, porque a los pagos de intereses se le suma el resultado de haber comprado barato. Pero para posiciones a unos años, se puede conocer el resultado de la inversión de antemano. Y, a diferencia de un inmueble, se puede vender en sólo 48 horas a cambio de pesos o dólares –según se prefiera- mientras que no se paga Impuesto a las Ganancias por ellos.