-

Bonos en pesos que pueden ganarle a las Lebac

El camino descendente para las tasas que paga el Banco Central por sus letras ya está iniciado y continúa a paso firme. Todavía hay mucho para ganar con esos papeles, pero para quienes crean que fue suficiente o llegaron tarde a la moda, los bonos en pesos que siguen a la tasa Badlar son una excelente opción para seguir ganando con las tasas.

La inversión del año, la que ayudó a muchos inversores minoristas a liberarse de los magros rendimientos de los plazos fijos, es sin duda la Lebac que licita cada martes el Banco Central. Y si bien aún sus rendimientos están entre los más atractivos del mercado, el camino bajista que iniciaron las tasas de interés que pagan esos instrumentos promete terminar con su era dorada. Para ir planeando el día después, presentamos bonos en pesos que prometen seguir con los buenos resultados.

Los más elegidos en la actualidad son los títulos ajustados por la tasa Badlar. La Badlar es un promedio de lo que pagan los bancos por plazos fijos mayoristas, de más de $ 1 millón, a 30 días de plazo. La competencia que generaron las Lebac a los plazos fijos bancarios causó que muchos bancos perdieran depósitos mayoristas que se iban a invertir en la tasa del 38% anual que llegó a pagar la Lebac. Como resultado de la caída en la cantidad de depósitos, las tasas de los plazos fijos mayoristas –a diferencia de la estabilidad de los minoristas- acortaran distancias con las letras.

Es parte de la estrategia del Banco Central ir trasladando los vencimientos que acumula en Lebac, gradualmente, hacia bonos del Tesoro que emite oportunamente el Gobierno Nacional. Las tasas, por lo tanto, van a tender a hacerse atractivas para los bonos del Tesoro de manera tal que los inversores hagan el cambio desde rendimientos a corto plazo a apuestas por tasas en pesos a más largo plazo.

Los bonos ajustados por Badlar suelen establecer un premio por sobre esa tasa, entre 3 y 5 puntos según el papel. Semestralmente estos papeles pagan intereses, de acuerdo a la variación de la tasa por la que ajustan. Al vencimiento, mientras tanto, repagan el capital.

En la actualidad cotizan en el mercado distintas variedades de esos papeles emitidos por el Tesoro nacional. Las series Bonos del Tesoro Nacional (Bonac) y Bonos de la Nación Argentina (Bonar) fueron emitidas, respectivamente, el año pasado y el corriente. Pagan rendimientos a los precios actuales que parten del 32% anual y tocan máximos cerca del 40%, como en el caso de los Bonar 2016 y Bonar 2020.