-

Cae el riesgo país y suben los bonos

No sólo las acciones argentinas disfrutaron de un mejor tono en el comienzo del segundo semestre del año. De la mano de una menor aversión por el riesgo, las apuestas por bonos soberanos volvieron a ganar terreno y los papeles argentinos mostraron avances. Como resultado, el riesgo país empezó a mostrar bajas

 

Los bonos soberanos argentinos también vivieron una semana de recuperación en los primeros días de operaciones de julio. Las subas se sintieron en todos los plazos, pero fueron más patentes en los títulos con vencimientos más largos: como es habitual, las emisiones de corto plazo suelen ser las mejores para blindarse frente a bajas fuertes, de la misma forma en que muestran alzas más acotadas en momentos de rebote.

 

Buenos ejemplos del repunte son el Bonar 2046 y el Bono Centenario, con vencimiento en 2117, que escalaron 5,6% y 6,7% en pesos a lo largo de la semana.

 

Dadas las bajas que experimentaron durante la primera mitad del año, los rendimientos que ofrecen los bonos de deuda argentina están en niveles muy altos, una oportunidad para aprovechar por parte de los inversores que crean que de aquí en adelante vendrán tiempos mejores.

 

La curva de bonos soberanos ofrece rendimientos de entre el 4,8%, para los plazos más cortos, al 9,2% anual. Es decir, permiten ganancias equivalentes a un plazo fijo en dólares que pagara entre 5% y 10% al año.

 

Como consecuencia de las subas en los precios de los bonos soberanos el riesgo país, la sobretasa que ofrecen los bonos locales por encima de emisiones similares de los Estados Unidos, se movió hacia abajo y perforó la barrera de los 600 puntos por sobre la que se había movido durante unos pocos días. El indicador que elabora JP Morgan terminó el viernes en 567 puntos, 43 puntos de baja en la primera semana de julio, tras haber tocado un récord de tres años en 610 puntos.