-

Cauciones bursátiles a 7 días pagan más que en los bancos

Las tasas que pagan los bancos por los plazos fijos siguen sin levantar cabeza, pero las que se pagan en la Bolsa por dinero a una semana repuntaron en las últimas semanas hasta llegar al 19,25% anual. Esto es por colocaciones a siete días, cuando en los bancos se paga menos de 17% por depósitos a un mes.

La política de tasas altas que lleva adelante el Gobierno para tratar de domar la inflación influye en el costo del dinero en todos los mercados, incluso en la Bolsa. Allí, las cauciones bursátiles con las que los inversores se financian en el corto plazo recuperaron niveles de principios de año y ahora pagan 19,25%. Así, se puede hacer un plazo fijo en la Bolsa a sólo 7 días de plazo por 2 puntos más de lo que paga un banco por un depósito a 30 días.

En un contexto inflacionario como el que marcó 2,5% sólo en febrero pasado dejar pesos en la caja de ahorro o en el cajón de la oficina sin colocarlo en ninguna inversión es sentarse a ver como se pierde plata. Y eso vale tanto para un mes entero como para plazos menores, como una semana.

Es normal que quienes tengan que hacer pagos dentro del mes dejen el dinero quieto, ¿porque cuál es el sentido de hacer un plazo fijo o comprar una Lebac si se necesitará el dinero en 15 días? La caución bursátil viene a solucionar precisamente eso, porque se puede colocar a una semana de plazo (o a cualquier plazo mayor, hasta los 120 días).

Por eso es que la caución es ideal para, por ejemplo, pymes que acumularon excedentes de caja y tienen que pagar sueldos dentro de algunas semanas.

Pero incluso si se quiere manejar la liquidez durante plazos mayores a las dos o tres semanas, las cauciones bursátiles siguen siendo preferibles a las colocaciones bancarias. Porque cuatro colocaciones semanales a 19,25% rinden más que una sola a esa tasa, por efecto de la tasa combinada (al colocar a 7 días, una vez vencido el plazo se recibe el capital más el interés; al reinvertir eso por una semana más, el capital invertido es mayor y así sucesivamente).

La caución se puede hacer en una sociedad de Bolsa. Técnicamente, se trata de un préstamo de corto plazo que otorga el ahorrista a inversores del mercado. Lo bueno es que el tomador de ese préstamo tiene que dejar en custodia bonos en pesos que, en caso de un impago, se usan para reintegrar a quien hizo la caución, con lo cual es a prueba de defaults.

Una vez que se tiene cuenta en una Sociedad de Bolsa es tan fácil de hacer y de renovar como un plazo fijo.