-

Cómo es el truco para ganar dinero blanqueando

Los ahorros fuera del radar de la AFIP vienen rindiendo 0% por la imposibilidad de invertirlos en negro. El sinceramiento fiscal da la posibilidad de poner ese dinero a trabajar, siempre y cuando no se elija ninguno de los bonos que ofrece el Gobierno: sólo hay que pagar la multa, invertir el dinero y empezar a ganar en año y medio

El sinceramiento fiscal ya empezó y hay tiempo hasta el 31 de octubre para declarar dinero en efectivo, hasta fin de año para blanquear el resto a un costo del 10% y hasta el 31 de marzo para hacerlo a un costo del 15%. El Gobierno ofrece distintas alternativas para inmovilizar el dinero durante varios años y así evitar la penalidad del 10%, pero aunque no lo parezca esas opciones implican no contar con los ahorros por muchos años y perderse la oportunidad de obtener ganancias.

Quienes decidan adherirse al blanqueo tienen distintas opciones para hacerlo. Se puede elegir  bonos a 3 años que pagan tasa 0%, bonos a 7 años que pagan un rendimiento del 1% anual y que se pueden empezar  a vender recién al cuarto año. También está la posibilidad de invertir en fondos comunes de inversión cerrados sin penalidad, pero también habrá que inmovilizar el dinero por 5 años, con algún rendimiento mejor. Todas estas suenan como posibilidades atractivas, al fin y al cabo evitan tener que darle el 10% de los ahorros no declarados al fisco, pero un sencillo cálculo financiero muestra que es una trampa.

Lo más conveniente es pagar la penalidad del 10%, contar con el dinero cuanto antes y aprovechar los grandes rendimientos que pagan los bonos soberanos en dólares. Los que blanqueen dinero en efectivo y opten por esta alternativa, tienen hasta el 31 de octubre para depositar en una cuenta bancaria especial, pagar la penalidad del 10% y esperar al fin del blanqueo, el 31 de marzo, para disponer de sus ahorros.

Una vez recuperado el dinero, la opción más atractiva es colocar lo que queda después de la penalidad en el Bono Discount en dólares Ley Argentina. Son títulos de deuda con vencimiento en 2033 que, por los pagos de intereses semestrales que hacen, arrojan un rendimiento en dólares del 6,62%. Como un plazo fijo que paga eso cada año (cuando los plazos fijos bancarios pagan menos de 1% anual).

En poco más de un año y medio, con semejante rendimiento, se habrá obtenido resultados superiores a lo que se pagó como penalidad. Es decir que en unos 18 meses ya se contará con todo el dinero blanqueado. En ese mismo momento los que optaron por el bono a 3 años todavía deben esperar un año y medio más, los que tomaron el bono a 7 años necesitan no menos de 2 años y medio y a los que fueron a fondos comunes no verán su dinero hasta 3 años y medio después.

Con el Discount, un capital blanqueado de u$s 100.000, por ejemplo, perdería el 10% el primer día, habría recuperado todo lo perdido a en junio de 2018 y estaría ganando casi u$s 6000 a los tres años, cuando los que se quedaron con el bono a tasa cero empiezan a disponer de sus ahorros.

Pero el rendimiento no agota las conveniencias de esta opción. Quienes paguen la penalidad y coloquen su dinero en bonos Discount podrán contar con su capital en caso de una emergencia, emergencia que si se concreta antes de junio de 2018 causará alguna pérdida para el ahorrista, pero al menos podrá usarla. En sólo 72 horas los títulos públicos se pueden vender por efectivo, tanto dólares como pesos. En cambio los que inmovilizan el dinero en los bonos y fondos comunes del blanqueo no podrán disponer de ellos bajo ningún concepto hasta que se cumplan los plazos.