-

Con el pie derecho

La primer rueda en el mercado porteño fue con alzas, al igual que en Wall Street. El augurio positivo no tiene gran poder de predicción, aunque a los inversores les guste decir que es un indicador de lo que pasará en el año. Pero, como mínimo, es un buen comienzo.

Wall Street tuvo un arranque alcista de 2019 y el mercado porteño acompañó. Con un avance de cerca del 3% en el primer día de operaciones, la tónica positiva del inicio del año tuvo un par de indicadores positivos. Primero, con el repunte de las energéticas de la mano de la suba del petróleo y un retroceso del riesgo país.

En lo que será un año signado por el proceso electoral, los inversores estarán atentos a la marcha de la economía, para corroborar que el país salga de la recesión en el segundo o en el tercer trimestre del año.

En esa línea, la recuperación de la inversión y del precio del petróleo a nivel internacional van a ser determinantes para el valor de las acciones de empresas de energía, ya sean proveedoras de servicios públicos con tarifas reguladas como petroleras atadas al mercado internacional.

La marcha del riesgo país, además, será un indicador de la confianza del mercado en la capacidad de pago del país, algo de mucha relevancia para los balances de los bancos, el otro sector importante del Mercado argentino. En la primera rueda se movió hacia abajo.

En la primera rueda del año se destacaron papeles como el de Petrobras, Central Puerto, con subas de más del 5%, más Transportadora de Gas del Sur YPF con avances relevantes.

Solo la mitad de los años que tienen un primer día alcista terminan con ganancias al final del período, mientras que las bajas en la primera rueda tampoco determinan finales con pérdidas. Al menos, eso sí, se trata de un buen primer paso.