-

Con mayor expectativa de inflación, renace el interés por bonos CER

El movimiento del dólar en las últimas semanas rompió con las expectativas de inflación que se descontaban hasta ahora. Y los bonos que ajustan por inflación no llegaron a cargar en sus precios ese nuevo escenario para lo que queda de 2018. Así, estos papeles prometen dar rendimientos hasta 7 puntos por sobre la inflación.

Ayer se conoció el dato de inflación de abril, un 2,7% de avance del nivel general de precios en el último mes de fuerte ajuste de tarifas de este año. El dato era esperado, pero para adelante las expectativas de inflación van a tender a corregir al alza como resultado del movimiento del dólar de las últimas semanas. Por eso, los operadores están empezando a aprovechar precios de bonos ajustados por CER, inflación, que todavía no tienen cargado en precio ese panorama.

Los bonos ajustados por CER habían sido uno de los trades más atractivos de inicios de año, cuando se aceleraron los ajustes de tarifas de servicios públicos tras la victoria electoral oficialista, y las expectativas de inflación se dispararon.

Sin embargo, la expectativa de un tipo de cambio estable y menos ajustes de precios de servicios públicos a partir de mayo permitía apostar por menores tasa de inflación a partir de mayo. La suba del dólar en las últimas semanas rompió con ese escenario, ya que se espera un importante traslado a precios en los próximos meses.

Así, los títulos ajustados según la inflación todavía deben cargar en precios el nuevo escenario que los economistas todavía están terminando de calcular.

Los títulos Boncer 21 y Discount en pesos son dos de los más operados, y atractivos, para posicionarse ante lo que promete ser un 2018 con inflación más cerca del 25% que del 20%.

El último relevamiento de expectativas del Banco Central ubicaba a las previsiones de inflación en el 22% para este año. Y eso fue antes de que se viera todo el movimiento del dólar de los últimos días.

Con rendimientos de más de 7 puntos porcentuales en pesos por encima de la inflación, estos papeles prometen arrojar muy buenos resultados en lo que queda del año. Más aún después de las bajas de precio que sufrieron en los últimos días como resultado de la tensión cambiaria.