-

Con mejor contexto externo, el Merval tuvo su esperado rebote

A nivel global, las bolsas del mundo se sacudieron de encima los temores respecto a un giro populista en Italia y volvieron a las subas. Como resultado, el mercado porteño encontró su rebote, con subas individuales que llegaron hasta 8,5% en algunos papeles al comienzo de la semana.

Los mercados estadounidense, japonés, italiano, alemán y francés volvieron a las subas en el inicio de esta semana y arrastraron con sus avances a la plaza porteña. El Merval recuperó 2,1% el lunes, contagiado por el mejor clima global y la recuperada calma en el mercado cambiario. De esa manera, los activos argentinos probaron que sólo necesitan que se despeje el clima externo para volver a los avances.

El panorama de índices rojos que dominó la escena durante buena parte de mayo cambió a verde en las primeras ruedas de junio. Tanto los índices de Wall Street como la mayor parte de los indicadores europeos y asiáticos mostraron avances al inicio de este mes y de nuevo al comienzo de esta semana.

Aunque todavía es pronto para festejar, el cambio de tendencia trae alivio a países como la Argentina y el resto del mundo emergente, afectado por el retiro de capitales de sus plazas bursátiles.

El índice que agrupa a las acciones más operadas de la Bolsa porteña se sumó a la tendencia global con un sólido avance en el primer día de la semana: trepó 2,1%. Las acciones del Mercado de Valores y de Bolsas y Mercados, que gozan de las expectativas de crecimiento de la plaza local entre los inversores, estuvieron entre las màs beneficiadas, con subas de hasta 8,5%.

Grupo Financiero Galicia, Supervielle y Banco Francés, las financieras del índice, subieron no menos de 4%, al igual que Mirgor y la muy castigada Petrobras, golpeada la semana pasada por la convulsión política brasileña.

Con $ 860 millones operados en el día, un buen volumen para el mercado doméstico, los inversores probaron que se encuentran agazapados y expectantes para entrar a acciones locales cuyo precio se vuelva atractivo. El panorama internacional seguirá siendo uno de los factores determinantes, pero eliminados los temblores globales la apuesta por las empresas argentinas sigue entre las preferidas de los fondos de inversión.