-

Con tasas atractivas, llega la colocación mensual de Lebac

El martes de la semana próxima el Banco Central hará su emisión mensual de letras Lebac, uno de los negocios en pesos más atractivos del mercado local. Las tasas se mantendrán altas, dado el trabajo que hace la entidad porque no retrocedan en el mercado secundario de esas letras. Inversión en pesos que paga 8 puntos más que la Lebac

La licitación mensual de julio de letras Lebac del Banco Central es la semana que viene, con lo cual conviene estar preparado y tener al tanto a nuestra sociedad de Bolsa. Como cada mes, se renueva el stock de papeles con los que la autoridad monetaria mantiene a raya la cantidad de dinero, con el objeto de que la inflación vaya cediendo. Con los precios todavía complicados, esta licitación promete una tasa de no menos del 25,50% para el plazo a 35 días, el que suele atraer la mayor cantidad de posturas. Esta vez, la tasa es más rendidora que nunca en comparación con la inflación esperada.

Las letras Lebac son emisiones de deuda de la autoridad monetaria, van de plazos que suelen empezar en los 35 dìas y llegan hasta los 252 días de duración. Tradicionalmente, se trata de instrumentos con los que el BCRA maneja la cantidad de dinero que circula en la economía, con lo cual sus principales tomadores son bancos que dirigen a letras los pesos que sus clientes depositan y que ellos no logran colocar como crédito.

Pero la hiperliquidez del sistema financiero hizo que los bancos tengan un exceso de depósitos y paguen muy poco por los plazos fijos, con lo cual sus clientes optaron por saltear al intermediario y colocar sus tenencias directamente en Lebac.

Hoy, una letra a 35 días de plazo paga 25,50%, mientras que el plazo fijo a 30 días no llega al 17% anual.

En cuanto a las perspectivas de tasa, algo podemos deducir de lo que se ve en el mercado secundario. Allí, las tasas empezaron a bajar entre los mayoristas, por lo que el BCRA salió a vender más letras a un precio reducido que hizo subir las tasas más cortas por encima del 26%. Todavía faltan algunos días para la licitación de julio, por lo que habrá que ver si la sostiene, pero todo indica que los ahorristas podrían tener un premio este mes.

La tasa del 26%, frente a una inflación esperada del 17% para los próximos seis meses, es la tasa más alta del año en términos reales: es decir, frente a la inflación futura.