-

Conociendo vehículos de inversión: Cresud

La reactivación económica no llegó a tiempo para este año, pero desde el punto de vista de los inversores, las malas épocas se pueden administrar eligiendo a los ganadores. Y si hay un sector en el que el segundo semestre empezó temprano, ese es el campo. Cresud es la acción para asociarse a la bonanza agropecuaria

Para un país que fue el granero y ahora aspira a ser el supermercado del mundo, en la Bolsa Porteña hay pocas alternativas para asociarse al sector agropecuario. Sin embargo, la más destacada, es la acción de Cresud, una firma que invierte en tierras productivas propias y arrendadas en cuatro países distintos.

Puede ser que la actividad económica no repunte, pero la realidad no es la misma para todos los sectores. En la Argentina, el sector agropecuario está viviendo un año soñado tras la quita y reducción de retenciones más la normalización del mercado cambiario. El resultado es que se espera para el año próximo una cosecha récord y no sólo de soja, sino de todos los cultivos industriales.

En la Bolsa porteña sólo hay una opción para asociarse a la suerte del campo y, extrañamente, es una empresa de real estate. Siguiendo un modelo de negocios muy exitoso en los Estados Unidos, la empresa argentina se ha especializado en la compra y arrendamiento de tierras productivas para distintas clases de cultivos, con el objetivo de ganar tanto con la producción agropecuaria como con la valorización y reventa de las propiedades que explota.

El resultado es una empresa de agronegocios comparable con las más sofisticadas del mundo, pero con la ventaja de estar ubicada en un país que está entre los primeros productores mundiales de materias primas. Los intereses de Cresud están distribuidos en cuatro países: Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia, donde maneja en total 800.000 hectáreas productivas, entre propias y arrendadas.

En lo que va del año, la acción de la empresa controlada por la inmobiliaria IRSA gana 42% en pesos, resultado de la mejoría en el flujo de fondos que generó la reforma de las condiciones de mercado para el sector agropecuario desde el cambio de Gobierno, en diciembre del año pasado.

En los últimos cinco años, el papel ganó 362% en los últimos cinco años, por encima de lo que variaron la inflación y el dólar.

Ante las perspectivas de volúmenes récord para el campo argentino durante la cosecha 2017, más allá de que los precios probablemente no sean los máximos, Cresud es una de las acciones que mejores perspectivas tiene para los próximos meses.