-

Crean un mercado para reemplazar a las Lebac

El ministerio de Hacienda prepara un programa de creadores de mercado para que sus letras en pesos cumplan el rol que hasta hace poco jugaban las Lebac. La idea es que haya bancos y otros jugadores garantizando que se puedan comprar y vender rápido, para que los minoristas puedan poner sus pesos a trabajar por períodos cortos de tiempo.

El Ministerio de Hacienda dijo que prepara para el año que viene un programa de creadores de mercado para sus Letras del Tesoro Capitalizables en pesos (Lecap). Estos papeles buscan llenar el vacío que generó la desaparición de las Lebac como alternativa de ahorro de corto plazo. Con un programa de creadores de mercado, los ahorristas más pequeños podrán invertir en estos papeles que pagan tasa muy atractivas por períodos cortos de tiempo, ya que tendrán garantizados precios estables para la compra y para la venta.

En enero Hacienda comenzará a elaborar un ranking de principales jugadores del mercado secundario de Lecap. El mercado secundario es el lugar donde los inversores compran y venden letras del Tesoro fuera de las licitaciones primarias, que se hacen prácticamente una vez por mes.

Los principales jugadores en la plaza de Lecap son hoy por hoy los bancos, además de algunos fondos comunes de inversión. Estos probablemente sean los seleccionados para hacer el rol de creadores de mercado. Consiste en garantizar que, en todo momento, existan precios de compra y venta de Lecap cercanos a la última cotización de esos papeles, algo que en estos momentos no sucede por sí mismo.

Con precios de compra y venta permanentemente en el mercado, para los ahorristas más pequeños el mercado cambia radicalmente. Es una invitación a la entrada para operar en el mercado secundario, algo que hoy está más orientado a quienes están dispuestos a esperar dos a tres días para comprar o vender Lecap ya emitidas.

En ese nuevo ecosistema un minorista -un ahorrista o un pyme, por ejemplo- podrá estacionar pesos por períodos cortos de tiempo garantizándose tasas en pesos del orden del 55% nominal anual. Esto es porque podrá comprar una Lecap que vence, por decir, en tres meses, con el plan de tenerla en cartera mucho menos tiempo del que se necesita para el vencimiento. En el interín, devenga la tasa en cuestión.

Las Lecap, como las Lebac en su momento, van a pasar a ser un elemento más en el menú de los ahorristas, en particular para la administración de excedentes en pesos de corto plazo.