-

DÓLAR LEJOS DE LOS TITULARES, HORA DE PENSAR EN DÓLARES

Cuando la cotización del dólar se sale de las tapas de los diarios, es buen momento para empezar a considerar qué está pasando. El escenario que todos vemos es el de un verano de tasas altas que, probablemente, haga atractivo invertir en pesos hasta abril. Pero de aquí a esa fecha, alguna corrección del dólar habrá: hora de pensar en bonos y letras en dólares
El dólar está planchado y los esfuerzos del Banco Central por mantenerlo así se mantendrán al menos hasta el segundo trimestre del año que viene. Nadie puede culpar a ahorristas e inversores por no mirar a bonos y otros vehículos de inversión en dólares. Pero los más precavidos bien pueden tener en cuenta que mucho más barato de lo que está hoy, el dólar no va a estar.
El Banco Central mantiene su tasa de referencia en 28,75%, su nivel más alto del año, y las expectativas del mercado indican que ese valor se mantendría así al menos hasta abril del año próximo. Este es un factor de atracción para las inversiones en pesos y un motivo para apostar en contra de los activos en dólares. Pero un dólar es un dólar.
El Tesoro dijo que el año que viene buscará financiarse más en pesos y en el mercado local, además de recurrir a colocaciones de deuda intra sector público como bonos a bancos públicos. Este es un factor alcista para el dólar, pero la tasa de casi 30% también está.
En las mesas de operaciones porteñas hay un saber que indica que al dólar hay que venderlo cuando llega a la tapa de los diarios y comprarlo cuando ya no está en ellas.
En resumen, el escenario de dólar barato probablemente esté aquí para quedarse un buen rato. Pero eso no quiere decir que los ahorristas deban olvidar las inversiones en moneda extranjera sino equilibrar sus carteras. ¿Deben tener un 30% o un 40% de sus tenencias en dólares?
Los más pesimistas sobre el dólar mantendrán menos, los más optimistas más. En cuanto a los vehículos para ahorrar en dólares, entonces, aparecen las opciones más atractivas. Las Letes en dólares de corto plazo, con tasas del 2,83% al 3,10%, lucen atractivas.
Pero más atractivo aún es el dólar si la inversión es de largo plazo, porque escapa a la coyuntura de tasas altas veraniegas. Los bonos Par, ley local o extranjera, ofrecen rendimientos del 7% en dólares. Los Discount, a un plazo algo menor, de más del 6% anual.