-

¿Dólar o Lebac? Todavía Lebac

En julio el dólar cayó 0,39%, mientras que el rendimiento mensual de las letras que emite cada martes el Banco Central se mantuvo en 2,48% en el mismo período. Pero más allá de los rendimientos pasados de los activos, las expectativas hacia adelante muestran que el dólar tiene que sorprender a todos para ganarle a las letras de la autoridad monetaria.

La inversión de moda durante este año todavía tiene vida por delante. Este año, muchos inversores minoristas que nunca habían invertido por fuera del dólar o el plazo fijo hicieron sus primeras armas en el mercado de capitales gracias a los altos rendimientos que ofreció el Banco Central (BCRA) por las letras que emite cada martes, las ahora famosas Lebac. Esos papeles llegaron a pagar 38% este año, pero aunque sus rendimientos cayeron al 30,25% siguen siendo atractivos. ¿Por qué? Muy fácil: quienes inviertan hoy en ellos van a poder comprar más dólares a fin de año que si invirtieran en divisas hoy mismo.

El BCRA detuvo por tres semanas consecutivas el proceso de recorte de tasas de sus letras Lebac. La autoridad monetaria utiliza esas letras, que coloca cada martes, para conducir las expectativas de inflación y así intentar disminuir la velocidad de avance de los precios. Entre mayo y junio recortó casi 800 puntos básicos la tasa de Lebac, pero desde entonces la dejó quieta. En junio y julio la inflación se resistió a bajar e hizo necesario mantener tasas altas, del orden del 30,25% anual.

Este freno en el ritmo de recorte de tasas no será eterno, pero si muestra que no será tan rápido como se esperaba. Así, los inversores que empezaban a dejar las Lebac volvieron a ponerles el ojo.

A esta tasa, el dólar debería terminar cerca de los $ 19 para equiparar la ganancia en pesos que ofrecen las letras del BCRA, pero la mayor parte de las consultoras y contratos a futuro ubican al precio de la divisa en torno a los $ 16,50. Dicho de otro modo, si es cierto que el dólar va  terminar 2016 a ese precio, para que sea lo mismo comprar divisas que Lebac se necesitaría que la tasa de las letras estuviera en torno al 27% anual.

Son 3 puntos porcentuales de ganancia que son particularmente apreciados por los inversores minoristas dada la simplicidad de invertir en letras. Es tan sencillo como abrir un plazo fijo, de hecho los bancos suelen invertir en Lebacs el dinero que toman de los plazos fijos de sus clientes.

Con sólo abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa, un trámite similar al de abrir una cuenta en un banco, y transferir el dinero a invertir ya se puede empezar. El paso siguiente es dar la orden a la sociedad de comprar las letras por el monto deseado. El costo por suscribir los martes es de apenas el 0,1%. Como son considerados títulos públicos, los rendimientos de las Lebac no pagan Ganancias ni Bienes personales, con lo cual suponen también un beneficio impositivo.