-

El BCRA bajó la tasa menos de lo esperado y dio un empujón a las Lebac

El Banco Central finalmente decidió hacer una baja testimonial de la tasa de referencia, luego de la relajación de las metas de inflación impuesta por el ala política del Gobierno. Recortó 75 puntos básicos en una muestra de que las tasas altas  no están muertas. El dólar bajó y las Lebac resucitaron

El Banco Central decidió recortar la tasa de referencia 75 puntos básicos y llevarla a 28%. El dato le puso freno a las subas del dólar y apuntaló las tasas de las Lebac en el mercado secundario, por lo que renovó las apuestas por los activos en pesos después de varias semanas de volatilidad cambiaria.

La tormenta que sacudió al mercado cambiario desde fines del año pasado puede haber pasado. El habitualmente tranquilo dólar en el mercado local pasó en el cierre del año a moverse con una volatilidad (sacudones entre mínimos y máximos de cada día) del 19,14% luego de haber promediado cerca del 5% en casi todo el segundo semestre del año.

Los movimientos de la divisa tenían su explicación: acompañaban la incertidumbre reinante por la evidente interna económica dentro del Gobierno que culminó con una corrección al alza de las metas de inflación (pasaron del 10% al 15% para el año próximo) acompañada de una abrupta baja de tasas de Lebac en el mercado secundario (cayeron 175 puntos básicos los rendimientos de las letras a un mes y 300 puntos básicos los de las letras a más largo plazo).

La comunicación de una reducción moderada de la tasa de referencia mostró que si bien la incidencia política hizo mella en la política monetaria, el Banco Central continuará regulando la liquidez para bajar la inflación. Esto, para ahorristas e inversores, significa una visión menos alentadora para la cotización del dólar y una permanencia de tasas altas en pesos por más tiempo (aunque, claro, en un nivel menor a las que vimos hasta diciembre).

Más aún, el comunicado de política monetaria hizo hincapié en que el Banco Central será muy cauteloso con sus decisiones de tasa para garantizar la desinflación. Y, en forma tácita, confirmó que Sturzenegger seguirá en su cargo luego de rumores en contrario.

Con expectativas de inflación por debajo del 20% para este año, el nuevo rendimiento de la Lebac más corta continúa siendo muy atractivo para ahorristas e inversores y permite volver a apostar por una inflación menor a la tasa y un dólar que se mueve igual o menos que la inflación.