-

El dólar cae 10% en octubre: festival de tasas en pesos

La política monetaria de emisión cero sigue arrojando dividendos para quienes tienen activos en pesos. Desde que empezó octubre, momento de implementación de las bandas de flotación y el control de agregados monetarios, el dólar cae 10,60%. Es la baja mensual más importante desde 2003. Y, para los bonos en pesos, ganancias en dólares.

El partido recién empieza pero los primeros minutos son claramente para el programa de estabilización. El FMI y el Gobierno recurrieron a medidas extremas, como un reducción drástica del déficit público y la eliminación de toda forma de emisión monetaria, lo que genera altas tasas de interés. Los activos en pesos descollan en este contexto.

El dólar cae 10,60% en lo que va de octubre, lo que transforma al dato parcial del décimo mes del año en la mayor ganancia para el peso argentino desde marzo de 2003., cuando el dólar retrocedió más de 8%. En días volátiles como los que vivimos este año puede ser rápido para sacar conclusiones, pero al menos los primeros pasos del nuevo esquema económico resultan alentadores. La aparición de oportunidades en bonos en pesos a tasa fija, Letras Capitalizables del Tesoro y bonos ajustados por inflación es la gran noticia para inversores. Aunque, claro, todavía es pronto para dejar atrás las turbulencias, una parte de los ahorros debería apostar por pesos.

Como venimos recomendando en estas líneas, la inversión en tasas en pesos dejó de ser una opción conservadora, pero pasó a ser una alternativa tentadora. Es pronto para declarar terminada la corrida contra el peso argentino. Al fin y al cabo, todo el mes de julio se vivió con estabilidad cambiaria sólo para que al mes siguiente el precio del dólar volviera a subir.

Sin embargo, la manera en que el BCRA parece estar torciéndole el brazo a quienes apuestan por el dólar en estos días da elementos para pensar en un regreso, al menos, a una cierta estabilidad en ese frente.

En esa línea, con tasas en pesos que arrancan en el 31% anual, un rendimiento mensual del 2,6% en moneda local, la caída de más de 10 puntos del dólar arroja ganancias en dólares que no se vieron ni en los mejores momentos del carry trade.

Esa tasa, correspondiente a los Bonos del Tesoro a 2021, ni siquiera son las más altas del mercado. El Tesoro emite en estos días en forma regular Letras en pesos capitalizables (Lecap) que pagan un rendimiento anual del 59%, es decir, casi 5% mensual en pesos.

En el menú de opciones en pesos, por último, aparecen los bonos ajustados por CER, como el Boncer 2021. Estos vehículos largamente recomendados en estas línea cargan en sus precios todo el impacto de la inflación de septiembre, generando rendimientos en pesos muy jugosos, en especial en momentos en que el dólar retrocede.