-

El dólar gana menos de 3% en el año

Varios saltos en la cotización llevaron a la divisa a las portadas de los diarios. De hecho, el dólar minorista tocó su récord histórico la semana pasada y el mayorista hizo lo propio a principios de esta. ¿Entonces? ¿El dólar empezó a moverse? En todo el año avanza 2,7%, mientras que en términos interanuales menos de 8%. La inversión argentina tradicional no rinde.

Cuando el dólar vuelve  a las portadas de los diarios las compras se disparan. Datos del Banco Central muestran que los ahorristas minoristas compran cada mes más de u$s 1000 millones en billetes que luego atesoran, muchas veces con rendimientos negativos. Las expectativas del mercado marcan que el dólar debería terminar el año en $17,93, con lo cual en algún momento empezará a subir, pero todavía ese momento no llegó.

El dólar tocó su récord histórico la semana pasada cuando tocó los $ 16,56 por unidad. El dólar mayorista también alcanzó su propio récord a principios de esta semana, cuando cerró a $ 16,32 para la venta. Nunca la divisa estadounidense valió tanto.

¿Confirmada, entonces, la creencia de que el dólar siempre gana?

Bueno, no en este caso. La clave de las comparaciones está en los plazos y, si bien debe haber sido una linda sensación ir a dólares justo antes de la devaluación del oficial en diciembre de 2015, desde esa ganancia inicial todas son pérdidas.

A pesar de que el precio nominal del dólar esté en máximos o cerca de ellos, el movimiento de la divisa en comparación con otras variables de la economía y otras alternativas de inversión es muy pobre. Tras todas sus subas, el dólar acumula un avance del 2,7% en todo 2017.

En el mismo período la inflación gana 10,2% y una letra Lebac pagó 2% por mes en comparación. Esto quiere decir que quien ahorró en dólares hoy tiene menor capacidad adquisitiva en pesos que a principios de año y un rendimiento por encima de alternativas comparables.

Pero, claro, el dólar no va a estar quieto para siempre. Las expectativas del mercado reflejadas en los contratos a futuro muestran que al menos los operadores esperan que la divisa se empiece a mover a medida que se acerquen las elecciones legislativas de este año. Sin embargo, el precio esperado para el cierre de año es de $ 17,93, una suba de apenas 9,8% más que dejaría a la variación anual en el 12,8%. Un movimiento en el que quien apostó al dólar terminaría perdiendo contra la tasa en pesos, contra la inflación, contra las acciones y contra cualquier otra variable con la que se compare.