-

El Gobierno asegura a los inversores contra la inflación

Son días excelentes para los inversores que buscan activos en pesos con rendimientos por encima de la inflación. El Gobierno coloca esta semana dos bonos, uno a tasa fija con cláusula gatillo y el otro ajustado por el movimiento de los precios. En un régimen de metas en el que se descuenta que los precios se moverán más que el dólar, se trata de inversiones muy atractivas.

Hay tiempo hasta hoy a las 15 para suscribir uno de dos nuevos bonos que el Ministerio de Finanzas pone a consideración de los inversores. Se trata de un papel a dos años y otro a 5 años de plazo, que prometen atraer fuertes apuestas de parte de inversores del exterior confiados en que los rendimientos en pesos le ganarán al dólar, sólo falta ver si los ahorristas minoristas reaccionan a tiempo para sumarse. La clave del bono más corto es que paga un rendimiento del 1,6% mensual, pero en caso de que esa cifra pierda con la inflación pagará una cláusula gatillo de CER más 4 puntos.

Los dos nuevos papeles que se licitan hasta hoy son el Bono de la Nación Argentina en pesos vencimiento 2020 y el Bono del Tesoro Nacional con ajuste por CER 2023 (Boncer 2023).

El bono a dos años es el que luce más atractivo para inversores minoristas conservadores. Este título promete al inversor una tasa de interés fija de 1,6012% mensual que se irá capitalizando mes a mes hasta el vencimiento donde se realizarán todos los pagos acumulados.

Lo interesante de este título es que en caso de que la inflación acumulada supere la tasa de interés anunciada, entonces el Gobierno deberá abonar el nivel de inflación más 4 puntos porcentuales adicionales.

Es decir, que este bono si bien es a tasa fija, tiene una cobertura contra un incremento en la inflación. Además puede venderse en cualquier momento en el mercado.

El segundo bono, es una nueva serie de los ya emitidos Boncer, títulos que ajustan el capital por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que refleja el nivel de inflación. En este caso será emitido a 5 años de plazo por lo que vencerá el 6 de marzo de 2023.

En cuanto a los intereses, serán de 4% nominal anual, pagados sobre el capital actualizado por la inflación según el coeficiente CER. Los pagos serán por semestre vencido los días 6 de septiembre y 6 de marzo de cada año hasta el vencimiento.

Cualquiera de los dos nuevos papeles puede recibir inversiones tanto en pesos como en dólares. Esto es así para que los inversores extranjeros puedan suscribirlos sin pasar por el mercado cambiario, teniendo que pagar un spread por pasar sus dólares a moneda local.

Esto garantiza que tengan mucha demanda de afuera entre fondos interesados en carry trade y, con ella, mucha liquidez para los inversores locales. La liquidez se puede resumir como la disponibilidad de compradores y vendedores en el mercado, para en caso de que un inversor necesite vender el bono para transformarlo en pesos, pueda hacerlo de inmediato.

Para suscribir estos papeles alcanza con transferir el dinero a su Sociedad de Bolsa y dar la orden de suscripción. Al vencimiento de cada papel, cada inversor recibe el pago de su capital más el rendimiento en su cuenta comitente.