-

El martes vuelven a Licitar Letes en dólares

El Ministerio de Hacienda colocará el martes próximo, 12 de marzo, Letras del Tesoro en dólares (Letes) que en sus últimas licitaciones rindieron 4,5% anual en dólares. Aunque las condiciones de esta emisión en particular todavía no fueron publicadas, se trata de una oportunidad para poner a trabajar ahorros en moneda extranjera.

Siguiendo con su calendario de financiamiento de corto plazo el Ministerio de Hacienda emitirá este martes 12 de marzo una nueva tanda de Letras del Tesoro en dólares (Letes). Estos papeles con los que el Gobierno busca aprovechar el ahorro ocioso de los argentinos en moneda extranjera están diseñadas especialmente para inversores minoristas conservadores, por su corto plazo y bajo riesgo. Su rendimiento del 4,5% anual en dólares supera con creces rendimientos del orden del 2% para colocaciones a un año.

El Tesoro enfrenta la semana que viene vencimientos por u$s 913 millones en Letes emitidas en el pasado. Lo habitual es que la Secretaría de Finanzas intente renovar ese capital que vence, con el objetivo de mantener su posición en dólares de cara a un año electoral.

Aunque los detalles de esta nueva colocación no fueron todavía revelados, se puede tomar la última licitación como referencia. El 19 de febrero último el Tesoro emitió Letes a 212 días, siete meses de plazo, a un precio máximo de u$s 973,94. Es decir que cada inversor que coloque ese monto, recibirá al momento del vencimiento u$s 1000, lo que equivale a una tasa del 4,5% en moneda dura.

Para suscribir Letes se necesita contar con dólares y transferirlos a una sociedad de bolsa, para luego dar la orden de suscripción.

En el sistema bancario existen algo más de u$s 29.600 millones en depósitos del sector privado en moneda extranjera, de los cuales sólo u$s 7200 millones están colocados a plazo fijo y el resto en cajas de ahorro que rinden cerca de 0%.

Con sus licitaciones periódicas el Tesoro ofrece a los minoristas un rendimiento muy atractivo a plazos mucho más cortos que los de un bono soberano, lo que transforma a la Lete en una alternativa de bajo riesgo, corto plazo y de cobertura frente a subas del dólar. El riesgo en las emisiones soberanas es un eventual default, algo que está absolutamente descartado desde el momento en que la Argentina cubre todos sus vencimientos hasta 2020 con financiamiento del FMI.