-

El mercado espera que el dólar siga calmo hasta las elecciones

El futuro no lo conoce nadie, pero a la hora de ahorrar al menos hay que tratar de imaginarlo. Por eso, para la pregunta si conviene ahorrar en activos en dólares o en pesos, el mercado tiene una respuesta tentativa. Las apuestas en el mercado de futuro de dólar muestran una leve aceleración de precios en agosto y septiembre, justo antes de las elecciones.

Para los inversores locales la duda respecto a si conviene ahorrar en dólares o en pesos está siempre presente. Para el pasado es fácil decirlo, desde la salida del cepo a esta parte los activos en pesos –por ejemplo la Leva, pero mucho más las acciones de la Bolsa- han sido el gran negocio, incluso en dólares. Porque al pagar tasas mucho más altas que la inflación y la suba del dólar, la inversión en pesos supuso grandes ganancias en dólares: de ahí que tanto fondo extranjero llegue al país para hacer “la bicicleta”. Ahora, lo interesante es tratar de saber por cuánto tiempo más sigue la fiesta de los que invierten en pesos y ganan en dólares y, el mercado de futuros da una idea respecto a que en el tercer trimestre muchos ciclistas pretenden tomarse un descanso.

La diferencia es leve, lo que indica que quizás no sea el final de una fiesta, sino más bien un momento para tomarse un respiro. Pero la fecha es sugerente por la cercanía de la contienda electoral de octubre. En la Argentina las elecciones suelen generar más demanda por dólares y, parece, este año no será la excepción.

Los precios de los futuros de dólar a mayo y julio rondan el 19,5% anual (esto se lee de la siguiente manera: si el dólar se moviera todo el año como se espera que suba en mayo, subiría menos de 20% en el año). Esa misma tasa sube el 21,5% en septiembre, señalizando una aceleración que arranca en agosto.

¿Se termina entonces el dólar barato? Nadie lo sabe, pero los números del mercado de futuro al menos muestran que el mercado espera que la fiesta de la tasa en pesos siga un rato más: sólo que sea un poco más lenta durante el tercer trimestre del año. Los resultados de las elecciones, luego, dirán como sigue el tema.

Para ahorristas, entonces, esto significa que quizás las posiciones en pesos sigan siendo una buena idea. La Lebac volvió a rendir 24,25% anual en la última licitación, el Merval gana casi 25% en lo que va del año. Así las cosas no se ven pérdidas en el tercer trimestre.

Pero, para quienes aspiren a tomar posiciones en dólares, quizás sea un poco más conveniente hacerlo antes de que la incertidumbre electoral se transforme en precio.