-

El Merval rompió la barrera de los 20.000 puntos

El índice que agrupa a las acciones más negociadas de la Bolsa porteña sorprende por su ruptura permanente de records. Los inversores que no contaron con acciones en su cartera a lo largo de este año van a lamentarlo durante mucho tiempo. Esta vez, el Merval eludió los coletazos de la crisis brasileña para alcanzar un nuevo récord.

El índice líder de la Bolsa de Buenos Aires se confirma como uno de los principales ganadores en lo que va del año en todo el mundo. El promedio ponderado de las 27 acciones más transadas en el mercado local subió otro 2,4% durante la semana pasada después de sufrir el golpe de la crisis política en Brasil y recuperar lo perdido con creces. El avance de la semana pasada, como no nos cansamos de contar en estas líneas casi mensualmente, llevó al indicador a perforar por primera vez en su historia la barrera de los 22.000 puntos y a alcanzar un nuevo récord.

El viernes, tras el feriado del 25 de mayo, el Merval cerró en 22.141 puntos que fueron récord hasta ese momento (el índice volvió a subir el lunes).

Los números del Merval impresionan y son para mirar bien antes de que el ruido electoral empiece a alterar las cifras en el tercer trimestre del año. En los últimos 20 días la ganancia para las acciones líderes es del 6,32%. En lo que va del año, mientras tanto, el avance es del 32% (prácticamente el doble de lo que paga un plazo fijo bancario a lo largo de un año entero, pero concentrado en poco menos de cinco meses). En términos interanuales, mientras tanto, el avance es del 75,58%. No hay activo en la Argentina que rinda más que las acciones.

La semana pasada las subas más significativas dentro del panel líder fueron para Banco Francés (9,1%), Transportadora Gas del Sur (8%), Pampa Energía (6,7%) y Petrobras Argentina (6,4%). Por el lado de las perdedoras se contaron Tenaris, Petrolera Pampa, Consultatio y Agrometal, con retrocesos del 4,9%, 3,7%, 3% y 2,9%, respectivamente.

Un dato a destacar fue que el promedio diario de lo operado en acciones alcanzó los $425 millones en la semana, por encima de los $388 millones que mantiene el promedio diario anual. Más volumen suele significar mayor seguridad y estabilidad para los inversores individuales, un mercado menos especulativo y más apto para inversores conservadores con objetivos de largo plazo.