-

El petróleo sube y apuntala a los mercados

Expectativas por un posible acuerdo entre los principales exportadores con el fin de mejorar el precio del barril tienen al alza al carburante. El cambio político en los Estados Unidos, por su parte, con su hincapié en el mercado interno y la inversión con fondos públicos también ayuda. Wall Street sube a máximos y el Merval se recupera.

Aunque cerró la semana pasada a la baja, el barril de petróleo se sostiene apenas por debajo de los u$s 50 por unidad, una barrera psicológica para una cotización que llegó a perforar los u$s 30 este año. Los precios del carburante son determinantes para la visión que tienen los inversores del resto del mercado y es por ello que en las últimas semanas las bolsas de todo el mundo acompañan los avances del barril. Wall Street no para de romper récords y el Merval de la Bolsa de Buenos Aires trata de volver a sus valores máximos históricos de octubre.

Una buena forma de saber qué va a pasar con los activos financieros de todo el mundo es seguir en las noticias internacionales las idas y vueltas en dirección a un acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Hoy miércoles en Viena se celebrarán algunas de las reuniones fundamentales.

Como ya han hecho en el pasado, los miembros de la OPEP pueden acordar reducir su erentabilidad de su extracción.

Este acuerdo, de concretarse, puede ser muy positivo para la industria energética estadounidense, muy dependiente de hidrocarburos no convencionales muy caros de extraer y, por lo tanto, necesitados de precios altos de petróleo para poder existir. En el último mes, a pesar del golpe que le propinó el “efecto Trump”, el índice más importante de Wall Street, el S&P 500, gana 3,54% a caballo del aumento del petróleo.

En la Argentina, mientras tanto, el Merval cae 4% en el mismo período, más que nada por efecto de las elecciones estadounidenses. En los últimos tres meses gana 7%, gracias más que nada al avance de 4% de la última semana que lo llevó a recuperar parte de lo retrocedido con Trump. El último récord del Merval se dio en octubre pasado y el indicador se acerca a alcanzarlo de nuevo, sobre todo si el petróleo gana fuerza, ya que el panel local está muy bien nutrido de empresas petroleras.