-

Flojo mes de mayo para el Merval, aunque con ganadores y perdedores

El índice de la Bolsa porteña retrocedió 7,8% el mes pasado de la mano de la falta de impulso en los índices globales. Sin embargo, el movimiento del principal indicador local esconde suertes disímiles entre papeles. La única forma de ganar con bajas es con carteras diversificadas diseñadas por profesionales que pagaron hasta 97% anual

El mes de mayo no fue un buen mes para el índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires, pero dentro de las bajas generalizadas hubo ganadores y perdedores. En el quinto mes del año volvió a destacarse Mirgor, la acción del año, y la energética Pampa Energía. Entre los bonos se destacaron los títulos en pesos que ajustan por tasa Badlar. Una estrategia de cartera –la diversificación en múltiples acciones y bonos para reducir el riesgo- es clave para ganar hasta 97% anual aun en este contexto.

El índice Merval cayó 7,85% durante el mes de mayo en un período en el que se destacaron las subas de Pampa Energía y Mirgor. Las acciones del consorcio energético más importante del país ganaron 11,5% durante el mes mientras que los papeles de Mirgor avanzaron 10,9% en el mismo período.

Los aumentos de tarifas finalmente empujaron a la energética, que subió 15% en lo que va del año. Mientras tanto Mirgor, la empresa de electrónica, sigue acumulando apuestas a mejoras en las compras de celulares y otros productos que ensambla y acumula un avance del 125% en 2016.

Fuera del índice Merval se destacaron Grimoldi con un avance del 18,3% y Cresud con una ganancia del 14,6%.

Entre las acciones más perdedoras se contaron las de Petrobras, Sociedad Comercial del Plata y Banco Francés, con caídas del 26,2%, 13,5% y 11,6% respectivamente.

Por el lado de los bonos, fueron los papeles en pesos los que mejores avances de precio mostraron. El Discount en moneda local avanzó 8,4% y el Cuasipar 8,2% en un mes en el que los recortes a la tasa de las letras Lebac obligaron a los inversores a buscar nuevas fuentes de rendimientos en moneda local.

En un contexto de subas y bajas sólo la inversión en cartera, diversificada en decenas de activos distintos, garantiza la posibilidad de minimizar el riesgo. Para ello, las sociedades de Bolsa ofrecen “carteras de inversión administradas” diseñadas por profesionales. Son productos de renta mixta que distribuyen los ahorros de sus inversores entre acciones y bonos de acuerdo a su perfil de riesgo. Las hay conservadora, moderada y agresiva, de acuerdo a que sus usuarios deseen sacrificar seguridad en favor de rendimientos o resultados en favor de estabilidad.

En 12 meses a mayo la cartera conservadora rindió 63,3%, más de 20 punto porcentuales por encima de la inflación interanual. La cartera moderada pagó 89,87%, mientras que la cartera agresiva saltó 97,6%.