-

Hoy la Fed mantendría la tasa estable, bueno para la Argentina

Hoy hay decisión de tasa en Estados Unidos. El paulatino aumento de los rendimientos en los países centrales puede quitar atractivo a los activos argentinos en caso de acelerarse por encima de las expectativas del mercado. Por eso, la decisión de tasa de hoy puede dar un soporte a acciones y bonos locales.

Las autoridades de la Reserva Federal de los Estados Unidos (la Fed, el banco central de ese país) se reúnen hoy para decidir la tasa de referencia con la que conducen su régimen de metas de inflación. Las expectativas del mercado señalan probabilidades muy altas de que la cifra se mantenga sin cambios, dejando el camino allanado para dos subas en septiembre y diciembre. Que el banco central norteamericano mantenga el rumbo puede ayudar a las cotizaciones de bonos y acciones argentinos. Y también ayudar en el frente cambiario

El rango actual de la tasa de referencia estadounidense está establecido entre el 1,75% y el 2%. La mayor parte de los especialistas coincidía ayer en esperar que ese margen no se alterara en la reunión de hoy.

Así, el rumbo está marcado para dos subas de tasa en el gigante del norte antes de fin de año. Pero a los inversores les interesa no sólo las subas, sino su timing. Una actitud prudente de la Fed, entonces, no fuerza a reubicar inversiones en países emergentes como la Argentina, le da un piso en el que apoyarse a las monedas de países de la región y permite a las cotizaciones de los activos locales continuar con su recuperación.

Una aceleración de la suba de tasas en los Estados Unidos podría volver a empujar al alza al dollar index, que mide el valor de la divisa contra una canasta de monedas, y que estuvo detrás de la baja de los precios de las monedas emergentes en la primera mitad del año.

Con ese escenario despejado, la salud del mercado argentino mejora. En las últimas semanas, por ejemplo, el riesgo país local mostró un retroceso sólido por primera vez desde el inicio de las turbulencias cambiarias. Acumula una baja de unos 60 puntos desde su máximo de fines de junio, rondando los 550 puntos a mediados del mes.

La mejora en la medida de riesgo es la contraparte del desempeño de los bonos soberanos, que tratan de volver a armar su camino ascendente en lo que queda del año.

Con la decisión de hoy de la Fed y más noticias de distensión en las negociaciones globales, la Argentina podrá comprar tiempo para ordenar su frente interno, de cara a una recuperación del mercado y la economía en los meses por venir.