-

Inversiones defensivas para un contexto complicado

Los ahorristas que no llegaron a dolarizarse antes de la escalada del tipo de cambio de la semana pasada o tienen nuevos ingresos en pesos que poner a resguardo todavía cuentan con opciones. Para perfiles conservadores, la compra de divisas a través de bonos en moneda extranjera, o la inversión de corto plazo en letras o bonos aparecen como buenas estrategias.

El sacudón que sufrió el dólar la semana pasada, el más importante desde la salida del cepo cambiario allá por diciembre de 2015, hace que los inversores conservadores se transformen en mayoría. Sin embargo, aún con el río revuelto quedan alternativas de inversión que buscan minimizar el riesgo con el objetivo de protegerse ante un mercado complicado.

Comprar dólares físicos: en tiempos de corrida cambiaria los bancos aprovechan la avidez por divisas para ampliar sus márgenes. La diferencia entre las cotizaciones de compra y venta para dólar minorista ha llegado a tocar el 7% en algunas entidades porteñas, cuando en tiempos de calma ronda el 3%. Así, sus clientes terminan comprando caro aún un dólar que se mueve al alza. En el mercado de capitales existe una opción para comprar dólares físicos más baratos, unos 10 centavos por encima del precio mayorista, que se conoce como “dólar MEP”. Es muy sencillo, los ahorristas transfieren pesos a sus sociedades de Bolsa, con ellos compran bonos en dólares que cotizan tanto en moneda local como extranjera y, sólo 48 horas después, venden esos bonos a cambio de dólares. Esos billetes se pueden dejar depositados en la cuenta de inversión o retirados en papel contante y sonante.

Bonos en moneda extranjera: títulos como el Bonar 2018 y Bonar 2019 pagan tasas más bajas que las emisiones de más largo plazo del país. Esto es porque vencen dentro de este período de Gobierno, con lo cual las líneas de asistencia financiera del FMI cubren con creces esos vencimientos. Son títulos menos volátiles que a diferencia de los dólares físicos pagan un rendimiento del orden del 7% anual en dólares. Una alternativa para poner a trabajar las divisas. Se pueden comprar con pesos o con dólares.

Letras en dólares: Al igual que los bonos cortos, el vencimiento cercano hace a las Letes en dólares una buena opción para obtener rendimientos del orden del 5% en dólares sin sufrir la volatilidad del mercado. El Tesoro las licita periódicamente, unas 2 veces por mes. Y se pueden comprar con pesos a través de una sociedad de Bolsa.