-

Invertir en Letes

El Gobierno colocó Letras del Tesoro en Dólares a seis meses y a un año de plazo. A tasas predeterminadas de 2,80% y 3,10%, respectivamente, son una excelente opción para dolarizar ahorros a un tipo de cambio más barato que el de los bancos

La emisión primaria de estos papeles ofrece la oportunidad única de invertir con pesos en un activo en dólares de corto plazo, bajo riesgo y rendimientos interesantes cercanos al 3% anual en dólares. Los pesos que se invierten en estos activos se convierten a dólares a un precio mayorista, un 1,37% más baratos que las divisas que se compran en las ventanillas de los bancos, lo que aporta un rendimiento extra al ahorrista.

El Ministerio de Finanzas llamó a la licitación de dos series de Letes en dólares. La primera serie, a 196 días, vence el 27 de julio de 2018. Se ofrece a un precio predeterminado de 98,5190 dólares por cada letra de valor nominal 100 dólares. Esto quiere decir que el ahorrista invierte 98 dólares y fracción por cada 100 dólares que recibirá el día del vencimiento en su cuenta comitente, lo que arroja un rendimiento del 2,80% anual en dólares.

La segunda serie, a 364 días, vence el 11 de enero de 2019. Se ofrece a un precio de 97,0010 dólares por cada letra de valor nominal 100 dólares. Esto es un rendimiento del 3,10% anual en dólares.

Las Letes se pueden suscribir con dólares, es una excelente manera de poner a trabajar divisas ociosas que pasan así a arrojar rendimientos interesantes de corto plazo.

Pero las Letes son una inversión mucho más jugosa si se suscriben con pesos, porque para convertir a moneda estadounidense esos fondos el Tesoro toma un tipo de cambio mayorista conocido como Comunicación A 3500 y que resulta de una encuesta entre bancos.

El lunes pasado el dólar A 3500 fue fijado en 19,0725 pesos, mientras que el dólar minorista en bancos de la Capital Federal promediaba 19,338 pesos, es decir, significaba un ahorro de 26 centavos y medio por dólar. Es un 1,37% menos por dólar.

Si bien existe un mercado secundario que, en caso de emergencia, permite vender las Letes y obtener el efectivo en 48 horas, lo más conveniente es mantenerlas inmovilizadas hasta su vencimiento de manera tal de percibir el rendimiento completo. Una vez hecha la suscripción el ahorrista no tiene que hacer nada más que sentarse a esperar que el día del vencimiento el Tesoro deposite en su cuenta comitente su inversión más los intereses en un único pago.

Está sencillez en la operatoria es la que hace que muchos inversores minoristas las empleen como un complemento para las Lebac en pesos, de manera tal de mantener una cartera equilibrada entre distintas monedas.