-

Justo antes de las PASO, se afianza la actividad

Los últimos datos de actividad económica, mejora en el mercado laboral y aumento en el poder adquisitivo del salario llegan con lo justo para el día en que los argentinos van a las urnas. También datos de recaudación muestran que el robote ya es una realidad y ahora queda hacer sustentable el crecimiento

Los últimos datos de la economía real indican que el pozo de la crisis económica posterior al cambio de gobierno quedó bien atrás, allá por la segunda mitad de 2016. Los últimos números oficiales de actividad, empleo y recaudación muestran que la economía empieza a marchar.

El último dato que dio a conocer el Indec sobre la actividad mostraba una consolidación de la recuperación económica que se inició en el último trimestre de 2016. De acuerdo al estimador mensual de actividad económica (EMAE), un indicador que adelanta las variaciones en el PBI, en mayo el producto creció más de 3% respecto del mismo período de 2016. Hasta el quinto mes del año el crecimiento acumulado llega al 1% interanual.

Datos más adelantados de actividad se pueden deducir de los números de recaudación del mes de julio, donde el crecimiento de los ingresos del fisco estuvo impulsado por el impuesto al valor agregado, el más asociado a la actividad y el consumo. En un contexto en el que los ingresos totales crecieron 31,8%, bien por encima de la inflación, los ingresos por IVA crecieron 34,8%.

La mejora en actividad también se traduce en el sector socialmente más sensible, el laboral. A mayo, el empleo registrado acumula un crecimiento del 0,8% en lo que va del y ya se ubica 1,1% por encima del valor de noviembre de 2015, momento previo al cambio de gobierno.

También con datos a mayo del Ministerio de Trabajo se puede calcular que el salario de los trabajadores formales empezó a recuperar terreno frente a la inflación. Trabajo lo estimó en un incremento de 2,4% respecto de igual período del año pasado. De todas formas, la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores formales no alcanza a recomponer el terreno cedido en 2016, pero es un comienzo de recuperación.

En resumen, la economía llega a las primarias de este fin de semana lejos del punto más bajo de la recesión de 2016, aunque algo justa de tiempo como para que la mejora se sienta. De continuar esta tendencia de aquí a octubre, antes de las elecciones legislativas generales otro podría ser el sentir en la calle.