-

La cobertura contra subas del dólar está en los bonos de corto plazo

Para cubrirse contra movimientos del dólar, tras recortes moderados en lo que va del año, los bonos a menos de 5 años de plazo aparecen como muy atractivos. Por su corta duración esos papeles se mueven poco a la suba o a la baja en días volátiles. Con rendimientos que llegan al 5% anual, permiten ganancias por encima del movimiento del dólar. Las colocaciones de Letes en moneda extranjera, también atractivas.

Ante las presiones cambiarias en el mercado local, los ahorristas en busca de cobertura eligen colocarse en bonos soberanos en dólares de corto plazo. Los papeles que vencen en no más de 5 años resisten bien las variaciones del mercado y ofrecen rendimientos de hasta el 5% anual en moneda extranjera. También, emisiones de Letes en dólares del Tesoro –la próxima será el 9 de mayo- ofrecen rendimientos de 3,5% anual a muy corto plazo, en torno a un año.

Los bonos soberanos a corto plazo resistieron muy bien los vaivenes del mercado internacional en lo que va del año. Son alternativas a las que se puede apostar con pesos excedentes, con el objetivo de cobrar capital e intereses en dólares. Lo interesante es que permiten hacerlo a un tipo de cambio, precio por dólar, mucho más barato del que ofrecen los bancos. No es necesario comprar dólares para invertir en dólares.

El Bonar 2018, un título que vence en noviembre de este año, gana 10% en pesos en lo que va del año en la medida en que los inversores lo eligen como una apuesta segura dado el corto tiempo de vida que le queda hasta su pago definitivo. Su rendimiento, acorde con su plazo, es del 2,9% anual, interesante para inversores conservadores que prefieren mantener parte de su cartera en moneda extranjera.

El Bonar 2020, que vence en octubre de ese año, también muestra un muy buen desempeño en cuanto a su precio en lo que va de este año: acumula un avance del 7,5% en pesos. Su rendimiento es algo más atractivo que el del Bonar 2018, que vence este mismo año, con un premio del 4,5% en dólares para quienes invierten hoy en él.

El Bonar 2022, con un rendimiento del 5,1% anual, aparece como uno de los más atractivos, a un plazo algo más largo. Acumula un avance del 5,6% en lo que va del año por las apuestas de inversores locales que lo usan como refugio.

Fuera del horizonte de no más de cinco años de plazo, sin embargo, el Bonar 2024 gana 10% y ofrece un rendimiento similar, del 5,1%.

Por último, otra forma de dolarizarse a bajo precio y rendimiento atractivo es la suscripción de Letes en dólares del Tesoro. Estas verdaderas “Lebac en dólares” ofrecen la alternativa de poner a trabajar ahorros ociosos, ya sea que estos estén en pesos o en dólares, a plazos muy cortos y seguros. Son las favoritas de los inversores conservadores.

La próxima licitación de Letes en dólares está programada para el miércoles de la semana que viene, aunque las suscripciones podrán ser hechas desde el martes previo. Las condiciones todavía no se anunciaron, pero en la última licitación el Tesoro pagó más del 3,5% anual por la letra a un año. Como se pueden suscribir en pesos fácilmente a través de una sociedad de Bolsa, son una excelente manera de dolarizarse a bajo costo. Los pesos que se destinan a Letes se transforman en dólares a un precio mayorista 1,6% más bajo que el dólar minorista que ofrecen los bancos.