-

La forma más barata comprar y de ahorrar en dólares

Dos veces al mes el Tesoro Nacional emite letras en dólares, Letes, que por sus características funcionan de una manera similar a las Lebac del Banco Central pero en moneda extranjera. Tras la suba del dólar en los últimos meses, el instrumento es muy utilizado por inversores minoristas con poca experiencia en el mercado de capitales porque es sencillo y seguro

Hoy por la tarde se cierra una de las colocaciones de Letras en dólares estadounidenses (Letes) que dos veces al mes concreta el Tesoro Nacional. Las emisiones de estos papeles similares a las Lebac que emite el Banco Central, pero en dólares, atraen a una mayoría de inversores minoristas que optan por ellas como una alternativa a los magros rendimientos que ofrecen los bancos y aprovechan para dolarizarse a un costo por dólar muy bajo. Hasta las 15 de hoy habrá tiempo para colocar ahorros.

En esta ocasión, el Tesoro emitirá una sola letra a 196 días de plazo -6 meses y medio- a una tasa del 2,8% anual. Un plazo fijo bancario por un período similar paga menos de la mitad, en el orden del 1,3%, con lo cual el premio ofrecido en la licitación es importante.

Cada vez que se licitan Letes la demanda minorista es protagonista. Alrededor del 90% de los que suscriben estas letras lo hacen por montos menores a los u$s 50.000. Como el Gobierno apunta a captar los dólares de los inversores más pequeños, todas las ofertas por debajo de ese nivel son adjudicadas en un 100%, mientras que las ofertas de inversores mayoristas son adjudicadas sólo parcialmente dado que el límite a emitir hoy es de u$s 600 millones.

Los minoristas prefieren las Letes por varias razones. Para empezar, porque es la forma más barata de transformar ahorros en pesos en ahorros en dólares. Para suscribir Letes se puede utilizar divisas o pesos por igual. A través de una sociedad de Bolsa, donde se transfieren los pesos a invertir, se suscriben Letes a un precio por dólar mayorista que suele estar 3% -unos 30 centavos- por debajo de lo que cobran los bancos por dólares para la venta. A esa diferencia hay que agregar que los dólares físicos rinden cero, mientras que las Letes pagan una tasa anual por los seis meses de espera.

Además del precio barato del dólar y del rendimiento, los minoristas eligen las Letes por su simplicidad y seguridad. Son muy sencillas de entender: el Tesoro toma deuda a seis meses de plazo, pesos o dólares por igual, y llegado el vencimiento deposita dólares con intereses en la cuenta de sociedad de bolsa de los prestamistas. Es como hacer un plazo fijo. El riesgo es un default del Tesoro, algo que por lo corto que es el período –apenas medio año- está poco menos que descartado.

Por último, además de proveer cobertura cambiaria ante una devaluación del peso, los ahorros puestos en letras no pagan Impuesto a las Ganancias ni a los Bienes Personales, por lo que son muy utilizadas también por quienes blanquearon ahorros y quieren ahorrar en impuestos. El costo de suscripción, además, es de apenas el 0,1% del monto a colocar.