-

La mejora de la economía ahora se siente

El Índice de Confianza del Consumidor de la Universidad Torcuato Di Tella mostró un fuerte aumento en agosto, después de dos meses de lecturas negativas. El relevamiento, que muestra las percepciones de los encuestados respecto de su situación económica y perspectivas a futuro, indica que para las elecciones de octubre los votantes ya sienten los brotes verdes

Los consumidores están empezando a percibir los brotes verdes, una de las preocupaciones del oficialismo de cara a las elecciones legislativas. Los estrategas del Gobierno se quejaban de que si bien la actividad económica empezaba a caminar, la mejoría no era notoria para la gran mayoría de la sociedad, por lo que resentían las chances electorales de su espacio. Pero el principal indicador de sensibilidad económica mostró en agosto un repunte de relevancia, con lo que de aquí a octubre las percepciones sobre la marcha de la economía serán mejores.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que elabora la Universidad Torcuato Di Tella subió 12,1% en agosto respecto al mes anterior y 11,8% respecto de mismo mes del año previo. El ICC es una encuesta en la que se consulta respecto a cuál es la situación  económica personal y del país hoy, cuál la que se espera para los próximos años, si es un buen momento para comprar un auto, un electrodoméstico u otros bienes, de manera tal de conocer cuál es la actitud de los consumidores.

Para dar una idea de la sensibilidad de esta medición se puede mencionar, por ejemplo, que en el primer mes de Precios Transparentes –que eliminaron las cuotas sin interés- el capítulo de compra de bienes durables cayó 18%, adelantando el freno al sector.

Hoy, las señales son otras. El subíndice de Situación Personal sube 9,4% y el de Bienes Durables e Inmuebles sube 8,1% (por el boom de créditos hipotecarios). Por su parte, el subíndice de Situación Macroeconómica sube 16,5%, siempre respecto al mes anterior.

A la hora de hacer cuentas política, algo que influye mucho en las inversiones del mercado, hay evoluciones muy interesantes en la distribución territorial. La confianza del consumidor sube 8,5% en el Interior del país, 13,4% en el Gran Buenos Aires y 15,5% en Capital Federal, siempre respecto al mes anterior. La zona del Gran Buenos Aires es la más dura en las urnas para el oficialismo y llegó a las PASO de agosto con registros negativos en el ICC. Para octubre, esa tendencia parece ser distinta.

Por último, en la distribución por nivel de ingresos, la confianza del consumidor sube 5,9% para el sector de los encuestados con mayores ingresos y 16,1% para los encuestados con menores ingresos, siempre respecto al mes anterior.