-

La multa del 10% por el blanqueo se puede retrasar hasta el 31 de marzo

El mercado de capitales siempre esconde trucos para hacer una diferencia. Uno de ellos está en el texto de la Ley de Blanqueo, que prevé que se pueda pagar la multa con bonos Bonar 2017 o Global 2017 a valor nominal por el equivalente al 10% de lo blanqueado. Si la multa se paga en efectivo, en cambio, a partir del 31 de diciembre el costo es 15%.

Son momentos de definiciones para quienes tienen fondos sin declarar. En poco más de una semana se termina el segundo tramo del blanqueo, el destinado a cuentas y otras tenencias fuera del país. A los que ingresen al sinceramiento fiscal luego de fin de año, sólo les quedará la opción de ingresar a último momento, antes del cierre de marzo, pero a un costo del 15% del total declarado en lugar del 10% original. Salvo que quien llega tarde al blanqueo lea bien la letra chica y se incline por comprar Bonar 2017 o Global 2017, los títulos que permiten extender la parte barata del blanqueo.

El segundo tramo del sinceramiento fiscal se acerca a su fin. Con más de u$s 21.000 millones entre bienes y activos ya declarados, según datos oficiales del 21 de noviembre pasado, las estimaciones para el proceso completo ya están rondando los u$s 60.000 millones. Aún si esas cifras terminaran siendo exageradas, no quedan dudas de que el blanqueo ha sido exitoso y, en todo caso, corresponde preguntarse si conviene quedarse afuera.

Para quienes hayan decidido tarde entrar al sinceramiento fiscal, queda una alternativa que permite pagar sólo el 10% de la multa aunque se exteriorice en 2017. Un artículo de la ley de blanqueo permite pagar la multa con bonos que vencen el año que viene, a valor nominal (cada  bono tiene un valor de u$s 100 nominales), algo que al Gobierno le conviene para no tener que pagar tanta deuda en 2017 (los que blanquean están reduciendo la cantidad de esos bonos que hay en el mercado y, luego, se lo entregan al Gobierno como pago de la multa).

El Bonar 2017 y el Global 2017 cotizan prácticamente “por encima de la par” como resultado de este artículo. Esto quiere decir que estén por encima de su valor nominal, o cerca, dada la demanda que atraen.

Significa que, por ejemplo, quien blanquee u$s 1 millón a partir del 1 de enero, podrá elegir entre pagar u$s 150.000 en efectivo o u$s100.000 en Bonar o Global. Al recibirlos, el Estado considerará cada título a su valor nominal: u$s100. Por lo tanto, con el precio actual del Bonar X, de u$s 103.49.- al “blanqueador” le alcanzará comprar u$s103.450.- de este título para evitar pagar los u$s 150.000 que le corresponderían en efectivo.