-

La suba de tasa en EE.UU. más anunciada

Hoy la Reserva Federal de los Estados Unidos subirá la tasa de referencia de su política monetaria por segunda vez desde la crisis subprime. Se descuenta que habrá un avance, tanto que el mismo no debería tener efecto en los mercados. Pero los dichos de la presidenta de la Fed si pueden ser determinantes para el futuro, sobre todo de los bonos.

Hoy se concretará la suba de tasas de referencia de los Estados Unidos más anunciada que se recuerde. Los precios en el mercado de futuro de tasas de interés incorporan una probabilidad del 98% respecto a que esta tarde la presidenta de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), Janet Yellen, confirme una suba de la tasa de 0,5%-0,75% a 0,75%-1%. De no haber sorpresas en esto, los mercados no deberían reaccionar al anuncio pero la propia Yellen después dará una conferencia de prensa y las señales que dé respecto a la velocidad de las próximas subas serán clave para lo que sigue.

Descontado el ajuste alcista a la tasa, los inversores estarán atentos a otras cosas. En particular la mirada del mercado estará posada sobre el lenguaje que utilice Yellen en la conferencia de prensa posterior, y en color de las proyecciones económicas que brinde la misma entidad junto con su comunicado de tasas.

La duda que buscan evacuar los operadores es si la Fed mantendrá el ritmo previsto de tres subas de tasa en 2017 (un avance del 0,75 punto porcentual) o cuatro en total (un avance de 1 punto porcentual en total).

Uno de los principales efectos para la Argentina de lo que pasa con la tasa de referencia americana tiene que ver con la evolución de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. El rendimiento del bono Tesoro a 2 años subió 5 puntos la semana pasada, después de haber ganado 18 puntos en la anterior, ubicándose en el 1,36%. A la vez que la tasas del Tesoro a  10 años de plazo ganó 10 puntos, a 2,58%.

El rendimiento de los bonos americanos determina la tasa que pagan los bonos de todos los países, entre ellos la Argentina, por lo que una señal de cautela por parte de Yellen puede ser positiva para las cotizaciones de los bonos en dólares argentinos