-

La suba de tasa llegó antes de lo esperado: Lebac y bonos en pesos otra vez atractivos

El Banco Central capeó una semana muy difícil en el mercado cambiario con una fuerte suba de tasas. La tasa de política monetaria fue elevada en 300 puntos básicos, a 30,25%, lo que beneficia posiciones en el Bono ajustado por esa tasa, el Bopomo, recomendado en estas líneas. Las tasas de la Lebac más corta subieron 500 puntos básicos.

El Banco Central tuvo una semana complicada de salida de inversiones extranjeras en medio de un fenómeno global de retiro de capitales de mercados emergentes. La autoridad monetaria pudo mostrar su compromiso con la lucha anti inflacionaria al pagar el costo que fuera necesario para evitar un salto abrupto del dólar que pudiera trasladarse a precios. La suba de tasas con la que la entidad amenazaba desde el mes pasado se adelantó así al viernes último, con lo que los rendimientos del Bono de Política Monetaria y las Lebac se dispararon. Con parte de la cartera en dólares para cobertura, el momento de aprovechar las tasas en pesos es ahora mismo.

La tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, subió 300 puntos básicos el viernes pasado. Pasó de 27,25%, nivel al que se mantenía desde enero, al 30,25% el viernes por la tarde.

El movimiento respondió a una fuerte reacción del Banco Central para tratar de frenar las presiones cambiarias. Así, el dólar se movió 1,9% en el mes, por debajo de los rendimientos que arrojaron los vehículos en pesos.

La autoridad monetaria se muestra decidida a defender el rendimiento de las colocaciones en pesos para que los ahorristas e inversores no se pasen a dólares, empujando el valor de la divisa y generando así un traslado a precios que complique su política anti inflacionaria. Ventas de reservas por más de u$s 4300 millones durante la semana pasada son prueba de ello.

La suba de tasa de referencia aumentó el atractivo del Bopomo, el bono ajustado por la tasa de política monetaria, recomendado la semana pasada en estas líneas.

Pero más aún aumentó el atractivo de las Lebac. La letra a un mes vio subir su rendimiento más de 500 puntos básicos, de 26,25% al 31% anual como resultado del apretón monetario que ensayó el Banco Central para calmar el frente cambiario.

En las próximas semanas, con tasas tan altas y el Banco Central absorbiendo pesos a través de ventas de dólares, prometen ser muy ilíquidas. Dicho de otra forma, los pesos van a escasear en el mercado financiero, lo que va aumentar los rendimientos de todas las colocaciones en moneda local.

Aunque las posiciones defensivas en activos en dólares deban ser mantenidas, el momento de poner parte de la cartera a ganar con tasas es ahora. No es necesario esperar a la próxima licitación mensual de Lebac para disfrutar de estos altos rendimientos. Las Lebac se pueden comprar a diario en el mercado secundario, como cualquier bono o acción, a través de una sociedad de Bolsa.