-

La tasa de la Lebac volvió a las subas

En línea con la intensificación de la política anti inflacionaria, el Banco Central elevó el rendimiento de las letras Lebac. Lo llevó de nuevo a 24,25% y, con ello, superó por casi 5 puntos las tasas que pagan los plazos fijos mayoristas. Clientes de bancos desarman sus inversiones y crean cuentas comitentes en sociedades de Bolsa

La tasa de la Lebac, que había llegado a caer al 22%, subió a 24,25% durante la licitación de la semana pasada. La suba indica que el Banco Central está atravesando turbulencias en su política anti inflacionaria, pero para el ahorrista sólo significa una cosa, que volvió la posibilidad de ahorrar en pesos por fuera de los bancos.

Las letras Lebac del Banco Central fueron la inversión estrella del año pasado. Hubo otras más rendidoras, claro –las acciones le ganan todos los años, por ejemplo- pero por su simplicidad, corta duración y rendimiento asegurado, fue vista como un sustituto para el magro rendimiento del plazo fijo. Es así que mientras los depósitos bancarios frenaron su crecimiento el año pasado, la mitad del stock de Lebac pasó a manos de entidades no financieras y particulares que encontraron una forma de cobrar una tasa que conserve el valor de sus ahorros y genere un rendimiento.

Con su nuevo nivel del 24,25%, para la letra a 28 días de plazo, la tasa de la Lebac está bien por encima de las expectativas de inflación –que están en el 21% para todo 2017, pero en el 18% para los próximos 12 meses- e, incluso, por encima del dólar esperado por los mercados. Aunque esto no es tan predecible como la inflación, el consenso de mercado espera que el dólar se mueva a un ritmo del 21% anual en lo que queda de este año.

Este rendimiento por encima de las expectativas de inflación y las expectativas de dólar es lo que explica el éxito de las Lebac como vía de ahorro. Por supuesto que los ahorristas no dejan de destinar parte de sus ahorros a moneda extranjera, pero lo cierto es que llevan casi un año y medio asumiendo pérdidas (si es que se quedaron con los dólares en efectivo en lugar de colocarlos en bonos u otros activos). Si las expectativas de inflación se cumplen, a esta tasa dentro de un año el ahorrista habrá visto crecer sus ahorros. Si las expectativas de dólar también se cumplen, esos ahorros tendrán la capacidad de comprar más dólares que en el principio.

Por eso es que los ahorristas están abandonando los bancos como destino de sus ahorros para abrir cuentas comitentes en Sociedades de Bolsa, de manera tal de poder operar con Lebac y otros activos libremente. La apertura no tiene costo y es tan sencilla como abrir una cuenta bancaria.