-

La tasa en pesos vuelve a reinar

Tras su salto de mayo y junio, el dólar parece haber recuperado la calma. Más aún, para contrarrestar el impacto de la suba en el tipo de cambio en precios, el Banco Central subió la tasa de las letras Lebac a 26,50% en el mercado secundario. Ya sea a través de estas letras o de bonos en pesos, la tasa en moneda local vuelve a reinar.

Tras la suba que lo llevó por primera vez en su historia por arriba de los $ 17 por unidad, el dólar parece haber encontrado la calma. La expectativa de emisiones de deuda del Tesoro y de empresas, más la alta tasa en pesos que se vio obligado a sostener el Banco Central para evitar un traslado a la inflación del avance en el tipo de cambio, parece haber logrado calmar a la divisa. Quedan por delante riesgos electorales, pero el resto de los factores juega en favor de un dólar otra vez tranquilo. En ese contexto, la tasa de la letra Lebac en el 26,50% luce muy atractiva.

El dólar saltó 4,5% en mayo y 3,3% en junio, para alcanzar récords históricos en julio y luego recortar parte de sus ganancias. El avance de la divisa no hizo más que recuperar parte del atraso que mostraba la divisa, aunque su suba parece haber perdido aire.

Uno de los elementos que permite pensar que la mayor parte de la suba ya pasó fue el repunte de las liquidaciones de exportaciones del agro. El sector, insatisfecho con el precio de la divisa, se mantenía al margen del mercado y no cambiaba sus dólares por pesos. Pero la suba del dólar atrajo esas divisas, que alcanzaron récords para el año en las últimas semanas.

Pero más allá de que en la eterna duda entre tasa y dólar, la divisa parece haberse tranquilizado, lo más interesante que dejó el avance de la divisa fue una suba en la tasa de interés en pesos que también llegó a récords para el año. El Banco Central subió la tasa de la Lebac a un mes al 26,50%, por encima de las expectativas de inflación para los próximos doce meses. Esta brecha entre tasa y precios esperados nunca estuvo tan alta a lo largo de este Gobierno.

Las letras Lebac se emiten mensualmente, la última colocación se cerró ayer martes. Sin embargo, se puede invertir en ellas todos los días a través del mercado secundario. Es decir, de la compra de letras ya emitidas.