-

Las acciones argentinas podrían subir 258% en 5 años

Un informe de un banco de inversión estadounidense publicado la semana pasada dio una fuerte recomendación de compra de activos argentinos, en particular de acciones locales. Para los analistas de Wall Street, las perspectivas de la Argentina son favorables como para resultar en beneficios de casi 50% cada año.

El banco de inversión estadounidense Morgan Stanley dedicó un informe exclusivo al potencial de la Argentina como destino de inversión y calculó que en el escenario más optimista, un índice que agrupa a las acciones locales podría llegar a ganar hasta 258% en los próximos cinco años. Desde la aparición del informe el índice Merval se mantuvo con alzas, para extender una racha que lo mantiene en subas desde las últimas ruedas del año pasado.

El análisis de los economistas del banco de Wall Street se focalizó sobre las posibilidades de inversión a largo plazo, no en rendimientos inmediatos como los que arrojaron las letras Lebac el año pasado ni en una estrategia de inversión de apenas algunos meses. “Creemos que la profundización del mercado de capitales de la Argentina disparará fondos por u$s 230.000 millones en financiamiento neto e inversión extranjera directa”, sostuvo la entidad.

Los cálculos se basan sobre el fondo MSCI Argentina que agrupa acciones de empresas locales en un solo papel, para que inversores extranjeros puedan invertir en el país.

Según explican los analistas, el escenario base que contemplan es el de una suba del 130% en dólares para el MSCI Argentina de acá a 2021, mientras que el 258% de rendimiento sería el escenario más optimista. Lo que diferencia a los escenarios es la velocidad con la que el gobierno de Mauricio Macri logra implementar sus reformas económicas.

Si, por otro lado, se da un tercer escenario pesimista en el que las reformas encuentran dificultades serias para ser implementadas, los cálculos de Morgan Stanley indican que los inversores podrían llegar a perder 18% en dólares en el mismo período de cinco años. Es un diferencial riesgo versus potenciales ganancias tan alto que hacer más que sensata la apuesta.