-

Las acciones de bancos prometen

Los balances de las entidades bancarias muestran que en el último trimestre del año pasado la actividad de intermediación financiera repuntó y, con ella, las ganancias del sector. Para este año en que las tasas estarían más bajas y la Lebac dejaría de reinar, se espera más actividad en los préstamos y una mejora en los resultados. Son excelentes activos para tener en cartera.

El viernes pasado se conocieron los últimos tres balances de empresas financieras que cotizan en la Bolsa porteña y se confirmó lo que se venía mostrando desde que empezaron a llegar los resultados del último trimestre. El cierre del año pasado fue muy bueno para los bancos y ese desempeño augura un mejor 2017. Las acciones de empresas energéticas beneficiadas con los ajustes de tarifas se llevan todos los laureles, pero las financieras también pueden tener un gran desempeño durante este año.

Banco Santander, Banco Patagonia y Banco Supervielle presentaron el viernes pasado sus balances correspondientes al cuarto trimestre de 2016, con mejoras interanuales de sus resultados de entre 36% y 112% por encima de los resultados obtenidos en el mismo período de 2015.

Datos del Banco Central muestran que las ganancias de todos los bancos del sistema, no sólo las de los que cotizan en Bolsa, crecieron 24,4% a lo largo de 2016. Ese avance en realidad supone una contracción de los beneficios del sector, ya que compara con una inflación del  41% a la que no alcanza siquiera empatar. La rentabilidad de las entidades cayó a 3,7% el año pasado, frente al 4,5% del año previo, siempre teniendo en cuenta la totalidad del sistema financiero.

Pero lo que muestran los balances en la Bolsa es que el año de resultados algo más débiles que en 2015 tuvo distintos momentos. El último trimestre, con el repunte del crédito, pareció cambiar la tendencia.

Si las perspectivas de crecimiento económico para este año se confirman, con la actividad repuntaría el otorgamiento de créditos para empresas e individuos. Algo de eso ya se ve con el desarme de posiciones de bancos en Lebac y la recomposición de los números de intermediación financiera.

Algunas de las acciones más destacadas son las del Banco Macro, que crecen 24,8% en lo que va del año, el Grupo Financiero Galicia avanza 26,58% en el mismo período y el Banco Supervielle 19,5%.