-

Las acciones son el ahorro más rentable en el año

Con un rendimiento acumulado del 30,5% en los primeros ocho meses del año, las acciones son la forma más rendidora de ahorrar en lo que va de 2017. La apuesta por las empresas argentinas aventaja a los bonos en dólares e, incluso, a la famosa Lebac. Esas tres formas de inversión son las únicas que le ganan a la inflación

Al cierre de agosto, el índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires acumula un avance del 30,5% en pesos, lo que transforma a las acciones locales en la forma de ahorro más rendidora de lo que va de 2017. El índice que agrupa a las acciones más operadas del mercado local voló 9,3% en agosto, una suba impulsada por variables electorales que hizo desaparecer las caídas de los meses previos.

Este año no aparenta ser la excepción en materia de inversiones. Cada año, al repasar los cierres de diciembre, los ahorristas ven con el diario del lunes que las acciones fueron los activos con mejores resultados del ejercicio. Esa lógica, rara vez interrumpida, se repitió este año, al menos hasta agosto.

Con una suba de casi el 10% para la Bolsa como resultado del resultado de las primarias legislativas, el Merval trepó a un rendimiento acumulado del 30,5% en ocho meses del año. La inversión que le sigue más de cerca en lo que va del año es el ahorro en bonos en dólares, entre los que por ejemplo el Bonar 2024sube 20,9%, a casi 10 puntos porcentuales de distancia. El tercer puesto en este podio se lo lleva la letra Lebac más corta, a 35 días, que acumula un rendimiento del 17,8% en el mismo período.

La muy promocionada Lebac, activo de moda desde 2016, es una inversión muy interesante por su seguridad y estabilidad. Pero a las acciones, cada año, no hay con qué darle. Y menos desde que el Gobierno de Cambiemos asumiera en 2015 y comenzara una serie de reformas pro mercado.

Acciones, bonos en dólares y Lebac, por otro lado, son las únicas inversiones disponibles para los ahorristas argentinos (se pueden sumar las Letes en dólares, pero entran dentro de la categoría de bonos en moneda extranjera). Y esto es porque son las únicas tres formas de ahorro que le ganan a la inflación en lo que va de 2017. El resto de los vehículos de ahorro perdieron valor frente al avance de los precios.

Con una inflación acumulada en lo que va del año del orden del 16%, ahorrar en plazos fijos mayoristas rindió 13,9% en los primeros ocho meses del año. Es decir, esos ahorros hoy compran menos en el supermercado de lo que compraban en diciembre. El dólar, por su parte, subió 8,6% en el mismo período, es decir, aún por debajo de los magros rendimientos de los plazos fijos bancarios. Ni siquiera el repunte del dólar antes de las elecciones de agosto alcanzó para que ahorrar en dólares resultara negocio.